La empresa cementera Holcim inauguró el 19 de mayo último una línea integral de producción de cemento en la planta de la localidad cordobesa de Malagueño, para la cual invirtió 120 millones de dólares.

"Una de las líneas de trabajo importante es todo lo que tiene que ver con sostenibilidad y productos ecoamigables. Lanzamos productos identificados con ecoetiquetas, y que en definitiva son productos que tienen una reducción de emisión de dióxido de carbono (CO2) que va del 30% al 50%", explicó a Télam el director ejecutivo de Holcim, Christian Dedeu.

Además, remarcó que el producto "Ecopact es un hormigón que tiene un 30% menos de C02 y se emplea para la obra de Aña Cuá, en la represa Yacyretá".

La inversión concretada semanas atrás permitirá que Holcim cuente con un nuevo horno y un molino vertical de última generación, y con un centro de despacho de 3.000 metros cuadrados y una capacidad aproximada de 120.000 bolsas por día (equivalentes a 6.000 toneladas), informó la compañía en el evento

Además, la obra incluyó la construcción de una línea de producción de clinker -materia prima necesaria para la producción de cemento-, que permitirá incrementar la capacidad en 512.000 toneladas más durante el año, lo que significa un aumento del 45%.

Asimismo, se creó una línea de molienda de cemento que posibilitará producir 630.000 toneladas adicionales, representando un incremento de la capacidad en un 70% para alcanzar 4,7 millones de toneladas de producción anual.

Con esta ampliación de la capacidad, se podrían construir más de 450 kilómetros de autopistas y más de 7,2 millones de metros cuadrados de viviendas, equivalente a más de 72.000 casas. (Télam)