La auditoría de la Comisión de Supervisión de Control de la Deuda Pública de la Auditoría General de la Nación (AGN) concluyó que la gestión del flujo de caja entre los años 2016 y 2018 no fue eficiente al transformar deuda de corto plazo en deuda estructural.

El informe, aprobado por unanimidad, la Comisión presidida por el auditor general, Francisco Javier Fernández, observó que "a lo largo del período 2016-2018, el Tesoro efectuó una gestión de caja que no alcanzó los estándares de eficiencia en la mayoría de los criterios utilizados por las buenas prácticas recomendadas por Foro de Tesorerías Gubernamentales de América Latina (Fotegal)".

En una reunión, Fernández presentó un video a modo de resumen con los principales hallazgos y resaltó las detecciones de varias cuestiones que muestran un creciente nivel de fragilidad en la administración financiera de corto plazo en el período auditado.

Según los especialistas, "hubo una creciente utilización de letras extra periódicas, extendiendo el plazo de instrumentos utilizados".

"También generó aumento del financiamiento de corto plazo en moneda extranjera, aumento de las tasas de Interés pagadas, tanto en pesos como en dólares; aumento del riesgo de liquidez, básicamente en relación a los ingresos primarios; aumento del riesgo de mercado como resultado de una mayor validación de costos financieros en las emisiones; aumento del riesgo de renovación, como resultado del aumento del stock de deuda de corto plazo, tanto en pesos como en dólares; aumento del riesgo crediticio y por tanto mayor riesgo de reputación medido por el Riesgo País, que aumentó 58% en 2018", precisaron.

La auditoria se realizó sobre las actividades de gestión del flujo de caja y su impacto en los riesgos financieros que fueran generados en la estructura de endeudamiento de corto plazo de la Administración Nacional entre 2016 y 2018, durante los primeros años del gobierno de Mauricio Macri.

El colegio de auditores sesionó hoy en el Salón Eva Perón de la sede de la AGN, con la participación de su titular, Jesús Rodríguez; y los auditores generales Francisco Javier Fernández, María Graciela de la Rosa, Juan Ignacio Forlón, Gabriel Mihura Estrada, Miguel Ángel Pichetto y Alejandro M. Nieva. (Télam)