El director nacional de Acuicultura, Guillermo Abdala, destacó que la crianza de especies acuáticas vegetales y animales es "una alternativa de apoyo a las poblaciones rurales", y señaló que la Argentina cuenta con "ventajas comparativas y competitivas" para su desarrollo a gran escala.

"La acuicultura es una alternativa de apoyo a las poblaciones rurales, impactando positivamente sobre el desarrollo territorial, y particularmente como un motor de generación de divisas", subrayó Abdala a Télam.

Indicó que "este nuevo enfoque sobre el impulso a la acuicultura tiene sustento en las ventajas comparativas de nuestra geografía", y añadió que también en "las ventajas competitivas conseguidas y por construirse, y el posicionamiento del sector entre los consumidores, tanto nacionales como internacionales, que demandan cada vez más productos de calidad y diferenciados".

En cuanto a las ventajas, puntualizó que "Argentina cuenta con climas variados que posibilitan producir casi cualquier especie sin recurrir al uso de compensadores de temperatura ni antibióticos, junto a sus costos asociados".

Por otra parte, destacó que el país cuenta "con abundancia de recursos y mucho conocimiento puesto a disposición de la producción y la generación de empleo", y añadió que "Argentina cuenta además con la capacidad de producir localmente y a bajo costo alimento balanceado para la actividad".

"Es importante añadir a estas fortalezas que la producción acuícola nacional cuenta con una situación sanitaria diferencial y muy favorable, ya que contamos con regiones certificadas sanitariamente por el trabajo del Senasa (Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria), y esto es una condición irrenunciable para el sostenimiento de la actividad", sostuvo Abdala.

Afirmó que "como estrategia general, esta iniciativa se enmarca en la tendencia global de crecimiento de la acuicultura, que fue superando a la pesca como fuente de proteínas acuáticas para consumo en un 54% en del total".

Y subrayó que "paralelamente se estuvo imponiendo en todo el mundo el paradigma de la Economía Azul, fuertemente ligado al crecimiento sostenible de los diferentes sectores económicos relacionados con el medio acuático". (Télam)