El presidente Alberto Fernández anunció el 28 de agosto del año pasado la firma del Acuerdo Federal para la puesta en marcha de la Hidrovía Paraguay Paraná, junto con gobernadores de siete provincias en la localidad santafesina de Puerto San Martín.

"Ha llegado la hora de que la Argentina crezca con otra lógica, que crezca con otro equilibrio y que el desarrollo no sólo esté concentrado allí en el puerto de Buenos Aires. Queremos que el desarrollo se distribuya en cada lugar de este país", sostuvo Fernández en aquella ocasión.

Se iniciaba así un proceso de desarrollo de la Hidrovía, cuya administración estaba en manos de un grupo privado liderado por la empresa belga Jan de Nul, pero todavía no estaba claro qué sucedería después del 30 de abril de 2021, fecha en la que vencía una concesión que durante 26 años decidió el rumbo del comercio argentino en la principal vía fluvial del país.

El 17 de diciembre, el Ministerio de Transporte creó el Consejo Federal Hidrovía (CFH), con el objetivo de desarrollar la vía troncal navegable, beneficiar el comercio y brindar soluciones que permitieran la reducción de los costos logísticos.

El 15 de enero de este año, el Gobierno creó la Unidad Ejecutora Especial Temporaria Hidrovía en el ámbito del Ministerio de Transporte, para asistir y asesorar en todo lo vinculado con el llamado y adjudicación de la Licitación Pública Nacional e Internacional para la nueva concesión.

El 22 de febrero se puso en marcha el Consejo Federal Hidrovía (CFH), con un encuentro en la sede de la Gobernación de Santa Fe en la ciudad de Rosario, y la participación de los gobernadores de Buenos Aires, Chaco, Formosa, Misiones, Corrientes y Entre Ríos, funcionarios de los ministerios del Interior, Defensa y Desarrollo Productivo, y de más de 50 entidades públicas y privadas relacionadas con el área.

El 26 de abril se realizó la segunda reunión del CFH en Rosario para avanzar en la confección de los pliegos para el llamado a licitación de la concesión de la vía navegable troncal, a cuatro días del vencimiento de la concesión.

El 29 de abril el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, a cargo de Transporte tras la muerte de Mario Meoni, firmó la resolución que determinó que la concesión cuyo plazo de operación vencía al día siguiente se prorrogara por 90 días a favor del consorcio que lo había hecho durante 26 años.

El 26 de mayo el nuevo ministro de Transporte, Alexis Guerrera, disolvió la Unidad Ejecutora Especial Temporaria Hidrovía, y otorgó sus facultades a la Subsecretaría de Puertos para asistir y asesorar en todo lo vinculado con el llamado y adjudicación de la concesión.

El 1 de julio el Presidente decidió, por intermedio del decreto 427/2021, dejar a la Hidrovía por 12 meses bajo control estatal a partir del 11 de setiembre, y otorgarle a la Administración General de Puertos (AGP) la concesión de la operación para el mantenimiento del sistema de señalización y tareas de dragado y redragado, y el correspondiente control hidrológico de la vía navegable troncal comprendida entre el kilómetro 1.238 del Río Paraná, punto denominado Confluencia, hasta la Zona de Aguas Profundas Naturales en el Río de la Plata exterior.

El 25 de agosto el Gobierno creó el Ente Nacional de Control y Gestión de la Vía Navegable, integrado por el Ejecutivo Nacional y las provincias que firmaron el Acuerdo Federal, para velar por la calidad y adecuada prestación de los servicios de la Hidrovía, la debida protección de los usuarios y las usuarias, el resguardo de los bienes de dominio público y privado del Estado y el cumplimiento de las leyes.

Finalmente, el 2 de setiembre Transporte firmó el contrato con la AGP para la gestión temporal de la vía navegable troncal, que establece su mantenimiento hasta que se adjudique la licitación de largo plazo por el dragado, balizamiento, control y cobro del peaje de la vía fluvial. (Télam)