Las últimas lluvias mejoraron las condiciones de los cultivos y mantienen la humedad superficial necesaria para la siembra gruesa, consignó el último Panorama Agrícola Semana de la Bolsa de Cereales.

"Luego de las lluvias de los últimos días se han observado mejoras en la condición del cultivo (el girasol, cuya siembra finalizó con las 1,4 millones de hectáreas estimadas) en las regiones del centro del área agrícola nacional", precisó el informe.

El trabajo aclaró, no obstante, que en el norte del país el cultivo se encuentra en estadios avanzados, con "bajas posibilidades de responder al aumento en la disponibilidad hídrica", a causa de la fuerte sequía de los meses previos.

Mientras tanto, añadió, al sur del área "se esperan nuevas lluvias para acompañar el crecimiento inicial del cultivo".

Por otro lado, en el inicio de la siembra de lotes tardíos de maíz con destino grano comercial, los mayores avances se relevaron en las provincias de Córdoba, Buenos Aires y Santa Fe.

A la fecha se sembró 35% de las 6,3 millones de hectáreas estimadas para la actual campaña, 200 mil menos que las sembradas el ciclo previo.

En el caso de la siembra de soja, concentrada sobre el Centro-Norte de Santa Fe y el Centro-Este de Entre Ríos, las precipitaciones registradas durante los últimos días mejoran la oferta hídrica sobre el centro-norte del país.

Dichas mejoras en la condición hídrica impulsaron las labores de siembra de soja de primera y promueven el comienzo de las labores de soja de segunda sobre ambos Núcleos y el Centro-Este de Entre Ríos.

En tanto, en trigo se alcanzó la cosecha de 39,9% del área apta, con un progreso intersemanal de 9 puntos porcentuales.

Sin embargo, las lluvias registradas redujeron el ritmo de avance, y a la fecha se registra una demora interanual de 6,1 puntos porcentuales.

"Si bien la proyección de producción se mantiene en 16,8 millones de toneladas, de no registrar lluvias sobre el sur del área agrícola los rindes esperados podrían verse afectados e impactar en nuevas reducciones de la proyección", advirtió la entidad.

Finalmente, durante los últimos 15 días se han relevado las primeras labores de cosecha de cebada, que llega a 10,1% de las casi 895 miles de hectáreas previstas, que -con un rinde semanal promedio de 33,6 quintales por hectárea- acumula una producción de 303 miles de toneladas. (Télam)