Ucrania perdió, por lo menos, US$ 1.000 millones en cosechas de trigo en territorios que Rusia ocupó desde que comenzó el conflicto bélico en febrero último, estimó la NASA a partir de imágenes satelitales.

El análisis de la NASA utiliza un modelo basado en “machine-learning” que permite detectar cambios en la textura y el color a través de una serie cronológica de imágenes satelitales detectando así, por ejemplo, si las plantaciones fueron cosechadas o no.

Según el estudio, casi seis millones de toneladas de trigo fueron recolectadas en áreas que Ucrania dejó de controlar desde que comenzó la guerra.

Casi 88% de la siembra de invierno de territorios ocupados e invadidos fue cosechada, mientras que el resto pertenece, en su mayoría, a zonas cercanas a la línea de combate, según el reporte del Programa de Seguridad Alimentaria y Agricultura de la NASA.

Según una investigación de la agencia Bloomberg, barcos rusos transportaron a países como Libia e Irán granos que, posiblemente, provenían de territorios ocupados, usualmente ocultando el origen de estas commodities al tomar -en una misma embarcación- alimentos provenientes de diferentes puertos y procedencias.

Uno de estos puertos es Sevastopol en el territorio anexado de Crimea, lugar donde Ucrania apuntó como el epicentro desde donde Rusia envía las commodities de los territorios invadidos.

HarvEast, una de las principales empresas agricultoras en Ucrania, afirmó que toda su siembra invernal en la región de Donetsk fue cosechada por fuerzas rusas en el último verano boreal.

“Este año, la cosecha de invierno tenia un alto rendimiento en esta región gracias a condiciones climáticas favorables. Todo lo que fue sembrado en nuestros campos fue robado y exportado”, acusó Dmitry Skornyakov, CEO del holding.

El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, acusó reiteradamente a Rusia de robar y vender trigo y equipos agrícolas.

Las estimaciones de la NASA solamente incluyen al trigo y podrían ser aún mayores si se incluyen a otros cultivos o a alimentos guardados en silos.

Por su parte, la agencia estadounidense calculó que los agricultores ucranianos cosecharon 26,6 millones de toneladas de trigo este año, más de lo que se estimaba inicialmente, del cual Ucrania no tiene acceso a 22% por estar ubicado en territorios ocupados del este del país.

La cifra es menor a las 33 millones de toneladas de 2021, pero cercana al promedio de los últimos cinco años de 27,9 millones.

De esa cantidad, casi 5,4 millones de toneladas fue exportada desde el inicio de la guerra, principalmente desde mediados de año, momento en el cual la ONU medió entre Rusia y Ucrania para permitir el paso de embarcaciones en el Mar Negro desde puertos ucranianos.

“Nuestros números obtenidos a través del satélite nos muestran claramente que los agricultores tuvieron una cosecha exitosa en el último invierno (boreal)”, explicó Inbal Becker-Reshef, director del programa de la NASA. (Télam)