(Actualiza con declaraciones de Guzmán)

El ministro de Economía, Martín Guzmán, afirmó hoy que en las tratativas que el Gobierno lleva adelante con el Fondo Monetario Internacional (FMI) se está "tratando de resolver un problema muy grave en el que se ha dejado a la Argentina".

En diálogo con la radio AM750, Guzmán hizo referencia de ese modo a la deuda contraída por la gestión de Mauricio Macri con el organismo, en el final de su mandato, e insistió con que esas gestiones se realizan "cuidando a nuestro pueblo, a nuestra gente".

El titular del Palacio de Hacienda añadió: "Trabajamos con absoluto pragmatismo en un contexto que es, históricamente, muy difícil para la Argentina, el de la doble crisis, la que nos dejó Juntos por el Cambio y luego la de la pandemia" de Covid-19.

Para Guzmán, las prioridades son "cuidar el trabajo, la producción", si bien "no se les pudo llegar a todos los sectores de la misma manera.

El ministro remarcó que "el poder financiero, el llamado establishment, busca seguir escribiendo reglas de juego que han fracasado" y defendió "un mundo con más inclusión y más oportunidades".

Asimismo, confirmó que se cancelará la deuda de capital por US$ 1.900 millones con el FMI con parte de los US$ 4.350 millones de los Derechos Especiales de Giro (DEG) que ingresaron recientemente a través del organismo internacional.

El jefe de la cartera de Hacienda dejó en claro que esta cancelación se enmarca "en el sentido de responsabilidad" que representa la reconstrucción de la macroeconomía, defendiendo, ante todo, los intereses del pueblo argentino, a diferencia del gobierno precedente "que no utilizó un sólo dólar para mejorar la capacidad productiva".

Ambas afirmaciones las realizó el ministro Guzmán durante la entrevista radial, en la que fustigó con dureza el accionar del macrismo al dejar una deuda por "US$ 45.000 millones, de los cuales US$ 21.000 millones de utilizaron para el repago de deuda y los restantes US$ 24.000 millones para fugar divisas".

"Es importante destacar el rol de la Argentina en distintos foros internacionales para el desembolso de los DEG (Derechos Especiales de Giro)", que tuvieron por objetivo mitigar los efectos de la pandemia en los países asociados al organismo.

En este sentido, resaltó que "el FMI fue uno de los peores problemas que nos dejó la administración anterior, generando una vergonzosa deuda y una escasez de los instrumentos disponibles para enfrentar la crisis".

En este contexto, descartó que las medidas que se impulsan para recrear el consumo se trasladen a una mayor inflación, porque el objetivo del Frente de Todos es "cuidar a la Argentina, entendiendo que existe un conflicto de intereses que es estructural".

"La oposición no tiene argumentos para discutir cuando afirma que este Gobierno se endeudó más que el anterior. No olvidemos que durante los períodos presidenciales de Néstor (Kirchner) y Cristina (Fernández) se desendeudó a la Argentina, lo que nos permitió recuperar la soberanía", recordó. (Télam)