Las acciones en Wall Street registraron hoy pequeños altibajos, cuando los inversores regresaron de un fin de semana festivo de tres días y se mostraron preocupados por los temores de inflación y el nivel de actividad.

El índice industrial Dow Jones subió 0,1% mientras que el ampliado S&P 500 y el tecnológico Nasdaq bajaron 0,1%, de acuerdo con datos proporcionados por la agencia Bloomberg.

Las empresas de energía y los bancos ayudaron a impulsar los mercados en Nueva York.

Los precios del petróleo crudo subieron más del 2%, lo que ayudó a que los productores aumentaran, como el caso de Exxon Mobil, que subió un 3,6%.

Los datos de producción industrial mostraron un aumento a pesar de la escasez de suministros que ha afectado a muchos fabricantes durante semanas, en particular a aquellos que requieren semiconductores.

Es el último dato económico que ha demostrado que la economía de Estados Unidos está creciendo rápidamente después de la pandemia de coronavirus.

Los inversores esperan los datos de empleo de mayo, a finales de esta semana, donde se proyecta que los empleadores estadounidenses crearon más de 660.000 puestos de trabajo.

La preocupación por el rebote inflacionario desbordó a los inversores y se metió de lleno en la Reserva Federal. La gobernadora de la FED, Lael Brainard, afirmó hoy que supervisará "cuidadosamente la inflación y los indicadores de inflación para detectar cualquier señal de que las expectativas a largo plazo estén evolucionando de manera no deseada".

Brainard expresó que "si bien el nivel de inflación en mi perspectiva a corto plazo se ha movido algo más alto, mi expectativa de que el contorno de la inflación regrese a su tendencia subyacente en el período posterior a la reapertura permanece prácticamente sin cambios".

El aumento del crecimiento económico posterior a la pandemia ha elevado los precios de muchos bienes con una demanda que supera a la oferta y existe una gran incertidumbre sobre cuánto tiempo persistirá este desajuste.

Brainard dijo que esperaba que la tendencia de inflación baja y estable resurgiera en algún momento. "En relación con la dinámica de la inflación arraigada que existía antes de la pandemia, parece poco probable que los fuertes aumentos temporales en algunas categorías de bienes y servicios dejen una huella en el comportamiento de la inflación a largo plazo", detalló Brainard.

Respecto de la situación laboral, la gobernadora de la FED sostuvo que "hoy el empleo sigue estando lejos de nuestro objetivo, los puestos de trabajo se han reducido en más de 8 millones en relación con su nivel anterior a la pandemia, y el déficit es de más de 10 millones de puestos de trabajo si tenemos en cuenta el crecimiento del empleo secular que se habría producido durante el año pasado ".

En el Dow Jones se destacaron Boeing +3,1%, Goldman Sachs y Chevron +2,8% y American Express +2,3%.

Lo mejor del S&P 500 fue para Devon Energy +13,7%, Marathon Oil +13,6% y Apa Corp. +10,9%.

En el Nasdaq, las subas más importantes se anotaron en Pinduoduo +11,6%, JD.com +6% y Baidu +2,8%.

En Europa, la apertura cada vez más amplia de las actividades impulsó el entusiasmo de los inversores y todas las bolsas terminaron con resultados positivos.

En el índice líder Euro Stoxx 50 que ganó 0,8% se destacaron los papeles de la automotriz alemana +3%, su competidora Daimler y el grupo financiero neerlandés ING +2,7% y la automotriz alemana BMW, junto con las petroleras ENI de Italia y Total de Francia con una suba de 2,4%.

En Londres, el FTSE 100 ganó 0,8%, el DAX 30 de Frankfurt subió 1% y el CAC 40 de París escaló 0,7%.

En el Mediterráneo, el IBEX 35 de Madrid trepó 0,5% y el MIB de Milán avanzó 0,6%. (Télam)