El director general para Latinoamérica Sur de la compañía de tecnología agrícola Syngenta, Antonio Aracre, proyectó hoy una cosecha de granos "totalmente récord" y un elevado crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB).

Aracre afirmó, en declaraciones a radio FM Con Vos, que "puede ser que sea un poco exagerada" su estimación de un crecimiento del PIB de 10% en 2021, aunque recordó que "hubo repuntes de 8% o 9% en años recientes, en los que coincidían variables como las que estamos viendo ahora".

El empresario reconoció, en referencia a la producción agrícola, que "tenía algunas dudas respecto a lo que podía erosionar los volúmenes, como la incipiente sequía que veníamos viendo".

Sin embargo, señaló, "durante todo enero llovió mucho y muy bien prácticamente en todas las zonas del país. Con lo cual la mayoría de los cultivos corrigieron ese factor de volumen y hoy están realmente muy bien".

Según Aracre, se espera "una cosecha muy buena y sobre todo sustentable, porque no es que se sembró todo soja y nada de maíz", lo que llevaría a "preocupase por la falta de rotación y la erosión que esto significa".

El directivo de Syngenta agregó que los precios de los granos "están muy buenos y con fundamentos sólidos", ya que "el crecimiento de China es un factor fundamental que alimenta el valor de los commodities y se va a sostener en el tiempo; no creo que sea sólo para 2021".

Con lo cual, sostuvo Aracre, se va a tener una favorable balanza de pagos, "que es crítica para la economía, que cae vigorosamente cuando tenemos problemas en ese frente y mejora ostensiblemente cuando eso no ocurre".

"La balanza de pagos este año va a ser muy buena, primero porque las exportaciones van a ser excelentes debido a que la cosecha, en volumen y en precio, es fenomenal", insistió.

El empresario además, dijo, porque "hay un componente de la balanza de pagos, que normalmente quita entre US$ 10.000 y US$ 15.000 millones por año, que es el factor de viajes al exterior y eso está bajando mucho, si bien también ingresan menos turistas".

Aracre consideró que "la puja distributiva está marcando que la cosa se empieza a mover, porque cuando está estancada, nadie pide nada", y evaluó que con un buen manejo del Consejo Económico y Social "puede ser una puja virtuosa".

Por otra parte, agregó en su cuenta de Twitter, que el próximo acuerdo con el FMI "reactivará el crédito", mientras el sector de la construcción "retomará la senda activa" empujada tras la renegociación de la deuda publica.

De todos modo, advirtió en la entrevista radial, "un crecimiento alto no significa que vaya a haber menos inflación, tranquilamente se puede crecer con inflación, aunque lo ideal sería que decrezca". (Télam)