El presidente de la Federación Argentina de Supermercados y Autoservicios (FASA), Víctor Palpacelli, pidió hoy “absoluta prudencia” a los agentes de la cadena de comercialización al momento de establecer precios a sus productos, y destacó las “señales” del Gobierno para la apertura de mesas de diálogo con el objetivo de alcanzar “equilibrio entre todos”.

“Necesitamos más que nunca absoluta prudencia en la remarcación y por eso uno apuesta al diálogo y a que todos los agentes de la cadena de comercialización estén sentados en mesas de diálogo permanentes”, sostuvo Palpacelli en declaraciones a AM750.

Agregó que “el Gobierno ha dado señales para abrir esas mesas de diálogo- y esperemos que tengan continuidad y efecto positivo para encontrar equilibrio entre todos, porque lo necesita el pueblo”.

El empresario enfatizó que "somos muchos en el mercado y nuestro sector es muy competitivo, por eso cuando nos vamos de precio en algo, perdemos el cliente automáticamente y no lo recuperamos nunca más”.

“Veníamos de un primer trimestre positivo, recuperando unidades perdidas, pero en abril el consumo se contrajo, hubo una retracción y de ahí en más no lo pudimos volver a equilibrar o recuperar”, describió.

Tras indicar que la caída de consumo se profundizó en las últimas semanas, señaló que "los supermercados necesitamos recuperar la venta de unidades para terminar de sostener nuestras estructuras comerciales”.

Precisó que en los últimos 15 días se registraron aumentos con un promedio de 10% en alimentos, artículos de limpieza y de perfumería, y algunos perecederos.

“Otras categorías complicadas son el aceite, que no es de ahora, sino que las aceiteras están produciendo y entregando mucho menos de lo demandado, al 40% o 50% de nuestra necesidad”, amplió.

Al ser consultado sobre el abastecimiento, Palpacelli subrayó que “no hay desabastecimiento ni lo hemos sufrido, a excepción de algunas categorías como papeleras; esperamos que su situación se normalice a partir de la semana que viene”, puntualizó. (Télam)