La superficie destinada a los cultivos de cosecha fina, como trigo y cebada, se mantendría estable con respecto al ciclo pasado, totalizando 2,44 millones de hectáreas, según estimó la Bolsa de Cereales y Productos de Bahía Blanca en su zona, comprendida por los distritos oeste, suroeste, centro y sur de la provincia de Buenos Aires y sectores de La Pampa.

Así lo indicó el primer reporte de junio elaborado por el Equipo de Estimaciones Agrícolas de la entidad al indicar que en el caso del área destinada al cultivo de trigo "disminuiría 3% con respecto al ciclo pasado de 1,64 a 1,60 millones de hectáreas".

"En el caso de la cebada se estima un aumento del 5% en la superficie con destino a cosecha de 798.500 a 842.200 hectáreas", agregó el informe.

La entidad sostuvo que "las menores precipitaciones registradas durante los meses de abril y mayo respecto al promedio de los últimos cinco años generan un ambiente óptimo para el inicio de la campaña fina en el sudoeste bonaerense, luego de las extraordinarias lluvias ocurridas en marzo".

"A la fecha aproximadamente se registra un 22% del área de fina implantada en la región de influencia representando un adelanto de 7 puntos porcentuales respecto a la campaña anterior", señaló el reporte.

El informe indicó que el cultivo de trigo "presenta un avance de siembra del 21%, siendo la zona centro la más adelantada en las labores".

"El noroeste de la provincia de Buenos Aires y norte de La Pampa presentan un leve atraso debido a la falta de precipitaciones durante el otoño", agregó.

En el caso de la cebada se indicó que "presenta un mayor avance (26%) debido a la mayor diversificación en las fechas de siembra en los productores de la región".

"En el caso de los lotes sembrados a fines de mayo, se observa una excelente condición de los cereales invernales con un desarrollo fenológico fluctuando entre emergencia y Z 1.2 (dos hojas en el tallo principal)", agregó el informe.

En cuanto a la situación de clima y los pronósticos el documento sostuvo que "los datos relevados durante mayo por la Red de Estaciones Meteorológicas de la Bolsa contabilizaron un promedio de 35 milímetros, un 33% menos que el promedio 2016/21".

"Las menores precipitaciones ocurridas permiten el avance en las labores de siembra y la trilla de lotes de maíz", sostuvo el documento.

Por último indicó que de acuerdo al pronóstico de precipitaciones al 18 de junio "no se esperarían lluvias en la región de influencia, exceptuando la costa del sudeste bonaerense y parte de los departamentos pampeanos de Atreuco, Catriló y Santa Rosa, con registros menores a 5 milímetros".

"La ausencia de lluvias beneficiaría el avance de las labores en la provincia de Buenos Aires, aunque por otro lado agrava la situación de sequía en el noreste pampeano", puntualizó la entidad. (Télam)