El ministro de Desarrollo Agrario de la provincia de Buenos Aires, Javier Rodríguez, destacó los avances de obras en la Cuenca del Río Salado y señaló que "son clave para los productores, pero también para todos los habitantes de la región en general".

"Estamos viendo un importante avance de estas obras; más hectáreas productivas significan más trabajo en cada uno de estos distritos", dijo el titular de la cartera agraria.

Según se informó hoy en un comunicado, el funcionario recorrió junto al intendente interino de Roque Pérez, José Luis Horna, las obras de adecuación del cauce del Río Salado, que permitirán evitar inundaciones y recuperar superficie para la producción.

El ministro recorrió la etapa 1b del tramo IV del Plan Maestro de Cuenca Río Salado, que comprende a los municipios de Lobos, San Miguel del Monte y Roque Pérez, con un total de 34,6 kilómetros.

Actualmente se encuentran trabajando ocho dragas en el lugar y se contempla la incorporación de dos máquinas más, para alcanzar una capacidad de operación de aproximadamente un millón de m3 por mes.

El dragado del río permitirá ensanchar su cauce a 200 metros de solera, más los taludes laterales. Hoy el avance de esta etapa de la obra se encuentra en un 35%, cuando al inicio de la gestión apenas se encontraba ejecutado el 4%.

El Río Salado tiene una extensión de 700 kilómetros, nace en la laguna El Chañar de la localidad de Teodolina, provincia de Santa Fe, y desemboca en la Bahía de Samborombón, en el Río de La Plata. La superficie total de su cuenca equivale a 170.000 km2 y abarca a 59 municipios.

El Plan Maestro de Cuenca Río Salado se divide en cuatro tramos, con distintas etapas cada uno, y el tramo IV se inicia en La Laguna Las Flores Chica y finaliza en la Laguna municipal de Bragado, con una longitud de 212 kilómetros.

Hoy se encuentra en ejecución su etapa 1b, que implicará el movimiento de 25,5 millones de m3 de tierra.

Estas obras, cuya finalización se estima en 18 meses, cuentan con financiamiento del Banco Mundial.

El plan permitirá sanear un total de 8,5 millones de hectáreas, mientras en la etapa IV se recuperarán entre 2,5 y 3 millones, concluyó el Ministerio de Desarrollo Agrario. (Télam)