El precio del petróleo registró hoy en Nueva York una fuerte suba tras la difusión de un informe que indica que las reservas de crudo de los Estados Unidos se encuentran en un mínimo histórico y ante una mejora en las perspectivas de la demanda mundial.

El barril de la variedad WTI ganó 3,1% y cerró en 72,60 dólares mientras que el tipo Brent subió 2,5% y se pactó en 75,50 dólares, según cifras suministradas por el Nymex.

Los inversores se movieron con un marcado apetito luego de conocerse una baja de las reservas del petróleo de Estados Unidos. El stock cayó de 6,4 millones de barriles la semana pasada, frente a un proyectado de 3,5 millones de barriles, lo cual llevó a que las existencias estuvieran en niveles mínimos no vistos desde septiembre de 2019.

Los analistas creen que la tendencia alcista del petróleo vino para quedarse ya que las perspectivas en la demanda mundial son mejores ahora cuando está cediendo la pandemia debido a la aplicación de miles de millones de vacunas en el mundo y al fin de los confinamientos.

De todas formas, en el mercado existen dudas sobre el futuro y la volatilidad se ha transformado en moneda corriente.

El retraso en alcanzar un acuerdo nuclear con Irán y posibles interrupciones futuras durante una temporada de huracanes muy activa, podrían exacerbar los precios sumado a ello los pronósticos de un invierno muy crudo en el hemisferio boreal.

A todo esto se suma, que la Administración de Informaciones de Energía (EIA) confirmó bajos niveles de producción de las plataformas petroleras en el país, y señaló que un 29,5 % de la producción de petróleo y un 39,4 % de la producción de gas natural en la zona del Golfo siguen sin estar activas tras el paso del huracán Ida el pasado 29 de agosto.

Sin embargo, la producción de esquistos en los Estados Unidos está aumentando y eso puede hacer mermar las importaciones desde los países productores de la OPEP+.

A esto se le suma que China, el principal importador del mundo crece a un ritmo menor y ha decidido subastar casi 8 millones de barriles de crudo de sus reservas estratégicas con tal de no convalidar nuevas subas de precios.

En tanto, el oro volvió debajo de los 1.800 dólares y bajó 0,7% para cerrar en 1.794 dólares (Télam)