Los precios del petróleo subieron hoy 1,5%, tras conocerse los nuevos resultados satisfactorios de las vacunas contra el Covid-19 y por progresos en las negociaciones de la OPEP+ en torno a los recortes en la producción.

El barril de la variedad WTI ganó 1,5% para cerrar en 45,30 dólares mientras que el tipo Brent subió 1,6% para concluir en 48,20 dólares, de acuerdo con datos proporcionados por la agencia Bloomberg.

Los operadores jugaron sus apuestas con informaciones que hablaban de un supuesto progreso en las negociaciones que llevan adelante los países que componen el cartel de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), Rusia y otros aliados, conocidos como OPEP +, que decidirán mañana si aplican nuevos recortes a partir del mes próximo.

Este año, la OPEP+ llevó adelante recortes de producción de 7,7 millones de barriles diarios, como consecuencia de los confinamientos provocados por la pandemia de coronavirus que jaqueó a la demanda de combustible.

Sin embargo, las posiciones están divididas en el cartel petrolero debido a que hay países que dependen exclusivamente de las exportaciones de crudo para poder poner en orden sus cuentas fiscales y su macroeconomía.

En la suba de precios también influyó la caída de 680.000 barriles en los inventarios de crudo estadounidenses la semana pasada, según datos de la Administración de Información de Energía. Al mismo tiempo, la agencia informó que la producción de petróleo de Estados Unidos subió 100.000 barriles por día, su nivel más alto desde mayo.

Finalmente, los inversores también se vieron condicionados con la noticia que indicaba que Gran Bretaña era el primer país en aprobar una vacuna COVID-19, lo que daría una señal de una posible recuperación de la demanda de petróleo.

Por su parte, el oro continuó escalando precios y cerró con una suba de 0,8% a 1.834 dólares por onza.

(Télam)