Los precios de la soja, el maíz y el trigo volvieron hoy a subir en el comienzo de la semana en el mercado de Chicago, y la oleaginosa marca de esta forma un nuevo máximo para los últimos ocho años.

El contrato de mayo de la oleaginosa subió 1,89% (US$ 10,75) hasta los US$ 576,51 la tonelada, mientras que el de julio avanzó 1,53% (US$ 8,54) para finalizar a US$ 565,58 la tonelada.

Los fundamentos de la suba radicaron en fuertes tomas de posiciones y en que los stocks tanto de maíz como de soja están llegando a umbrales críticos en amplias zonas del interior de los Estados Unidos, informó la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

Así, los precios de la oleaginosa se acercaron a máximos en 8 años.

Sus subproductos acompañaron la tendencia alcista, con una mejora del 3,98% (US$ 55,11) en el contrato más próximo a vencimiento del aceite hasta los US$ 1.437,61 la tonelada, mientras que la harina lo hizo por 1,51% (US$ 7,05) para concluir a US$ 472,66 la tonelada.

Por su parte, el maíz ganó 3,81% (US$ 9,84) y se ubicó en US$ 267,90 la tonelada, porque la escasa humedad de suelos en Brasil amenaza el desarrollo del maíz de segunda, aún más vulnerable debido a su demorada plantación.

Asimismo, a priori la suba de la estimación de cosecha argentina y la cancelación de dos cargamentos del grano amarillo por parte de China deberían haber aminorado las alzas; no obstante, escasos stocks globales y marcadas tomas de posiciones compradoras apuntaló los precios con fuerza.

Por último, el trigo ascendió 4,11% (US$ 10,75) hasta los US$ 271,72 la tonelada, debido a que "el clima frío no cede y afecta cada vez más a los cultivos en las Planicies de los Estados Unidos. El daño es tal que comienzan a surgir dudas en muchas zonas sobre la posibilidad de cambiar el cultivo y pasar a la siembra de maíz o soja", indicó la BCR. (Télam)