Los precios de los granos cerraron con subas en el mercado de Chicago, impulsados por el accionar comprador de los fondos de inversión tras las fuertes bajas de los días previos por las perspectivas sobre oferta y demanda mundial reportadas por el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA)

El contrato de noviembre de la oleaginosa subió 0,92% (US$ 4,04) hasta los US$ 443,22 la tonelada, a la vez que la posición enero avanzó 0,78% (US$ 3,49) para cerrar la sesión a US$ 446,62 la tonelada.

Los fundamentos de la suba radicaron en compras técnicas y de oportunidad por parte de los fondos especulativos, tras fuertes bajas en los días previos, producto de aumentos en la estimación de producción y ben los stocks finales de Estados Unidos por parte del USDA.

Asimismo, nuevas ventas de mercadería norteamericana apuntalaron los precios, como así también la firmeza de sus subproductos.

El aceite ganó 1,42% (US$ 18,74) hasta los US$ 1.332,45 la tonelada, mientras que la harina mejoró 1,18% (US$ 4,08) para posicionarse en US$ 349,54 la tonelada.

Por su parte, el maíz avanzó 0,87% (US$ 1,77) y se ubicó en US$ 203,44 la tonelada, por compras técnicas y de oportunidad, también por las proyecciones del informe del USDA,, aunque el avance de la cosecha limitó las subas, apuntó la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

Click to enlarge
A fallback.

Por último, el trigo tuvo un progreso de 0,83% (US$ 2,20) y concluyó la jornada a US$ 266,30 la tonelada, como consecuencia de una sólida demanda externa y suministros ajustados en los principales países exportadores.

En este sentido, fuentes de la industria triguera en Irán anunciaron que el país deberá adquirir 8 millones de toneladas en la corriente campaña luego de que una sequía afectase a la producción en aquel país, al mismo tiempo que Francia redujo sus estimaciones de stocks finales para la actual campaña en 500.000 toneladas hasta los 2,4 millones de toneladas. (Télam)