La calificadora Standard & Poor's mejoró la calificación de la deuda de la Argentina en pesos a largo y corto plazo de “SD” y “SD” a “CCC-“ y “C”, respectivamente.

El martes de la semana pasada el Ministerio de Economía concretó con éxito un canje voluntario de títulos de deuda con vencimientos previstos para el que logró extender el plazo de pago de casi $3 billones, sobre un monto total estimado en alrededor de $4,3 billones, un 69,7% del total de títulos licitados.

Sin embargo, el viernes pasado S&P Global Ratings dispuso la revisión a la baja de la calificación de la deuda en moneda local de largo y corto plazo de Argentina a 'SD’ y ‘SD' desde 'CCC-‘ y ‘C', respectivamente

“A diferencia de los dos canjes de deuda anteriores, consideramos que esta transacción se realiza bajo condiciones desventajosas basada en la probabilidad de incumplimiento convencional (en ausencia de participación de los acreedores) dadas por las marcadas vulnerabilidades macroeconómicas del soberano y su capacidad muy limitada para extender vencimientos y colocar deuda en el mercado local sin la dependencia continua en los canjes”, argumentó la calificadora.

Ahora, habiendo pasado tres días, S&P revirtió la decisión y mejoró la calificación de la deuda a sus anteriores notas.

“Como los nuevos instrumentos bajo el canje fueron entregados a los tenedores de los bonos, consideramos el canje en condiciones desventajosas, equivalente a incumplimiento de acuerdo con nuestros criterios como ´subsanado”, señaló un comunicado de la calificadora.

Asimismo, destacó que el canje de la semana pasada “despejó los vencimientos en pesos del primer trimestre de 2023 y fue la tercera operación de este tipo desde agosto de 2022”.

Señalaron, asimismo, que los eventuales canjes que se hagan a futuro, serán analizados “caso por caso” para su calificación.

La calificadora ya había anticipado al bajar la calificación, el viernes pasado, que una vez entregados los nuevos instrumentos de deuda, “probablemente” subirían nuevamente la calificación de la deuda en moneda local, decisión que se confirmó anoche.

En lo que respecta a la deuda en moneda extranjera de largo y corto plazo, esta se mantiene en ´CCC+´ y ´C´, respectivamente.

La peor nota a largo plazo respecto de la de corto, tanto para la deuda en pesos como en dólares, refleja –según S&P- “los riesgos de los pronunciados desequilibrios económicos y la incertidumbre política antes y después de las elecciones nacionales de 2023”, incluyendo, en lo que respecta a esto último, los “desacuerdos” tanto en la “coalición de gobierno” como en la “oposición”.

Por otra parte, S&P abrió las puertas a mejorar sus calificaciones de deuda en moneda extranjera “en los próximos seis a 12 meses”.

Según la calificadora, esto podría darse si se da “un historial de ejecución exitosa bajo el Servicio Ampliado del Fondo Monetario Internacional (FMI)”.

Del mismo modo, otra condición es que haya “claridad sobre cómo la política aliviará los desafíos de financiamiento en el mercado local”, y brindar “un plan para atender los principales problemas de desequilibrios macroeconómicos estructurales de Argentina".

“También podríamos subir las calificaciones si se presenta una recuperación económica pronunciada, que respalde resultados fiscales más sólidos que alivien la presión sobre las necesidades de financiación”, concluye el comunicado. (Télam)