El secretario de Coordinación Federal Agropecuaria, Jorge Solmi, destacó hoy el rol del Plan Integral de Protección a las Economías Regionales anunciado ayer por el ministro de Economía, Sergio Massa, en un contexto climático adverso, y dijo que representan un sector que “genera valor de origen, empleo y arraigo, y dan oportunidades de desarrollo”.

Al respecto, Solmi explicó a Télam Radio que las economías regionales “tienen la responsabilidad de muchísimos empleos, generan arraigo, principalmente en zonas difíciles, generan valor de origen, cumplen la función de dinamizar la producción y dan oportunidades de desarrollo”.

Pero remarcó que actualmente “el clima lo complica” a este sector.

“Este año la Argentina está muy afectada por el cambio climático a niveles que yo no tengo memoria y las soluciones que se demoran agravan la situación. Por eso el ministro de Economía hizo concretos anuncios ayer, en la misma semana que ocurrió el hecho”, en alusión a las heladas que azotaron desde Río Negro hasta Jujuy, subrayó Solmi.

El Plan Integral de Protección a las Economías Regionales anunciado ayer por Massa en Mendoza con el objetivo de afrontar los efectos del cambio climático en sensibles zonas productivas del país, brinda a los productores tres propuestas.

Una de ellas, se trata de un mecanismo de asistencia rápida que dispone de un fondo total de $ 1.500 millones para financiar la recuperación productiva y que se activará cuando las provincias presenten las estimaciones de daños y cantidad de productores afectados.

Solmi expresó que por un lado hay una propuesta de Aporte No Reintegrable (ANR) ante la Secretaría de Agricultura "para productores más chicos, más afectados".

Asimismo está la facilitación de garantías para acceder al crédito según el nivel de producción afectada que será de 100% para quienes cuya producción afectada haya sido mayor al 80%; de 75% para aquellos cuya afectación sea mayor al 50%; y de 50% si fue menor al 50%.

Por otra parte, implica la posibilidad de créditos “con un plazo de 18 meses de gracia y a tasa 0 para aquellos que están a tiempo de hacer una nueva producción, mientras el tiempo y la disponibilidad de agua lo permitan”.

Y en cuanto a la otra propuesta, destacó que se trata de “un crédito ya más grande, con un plazo de cinco años, y 18 meses de gracia y una tasa atenuada en un 49% para otro tipo de obras y productores”.

En este último caso, se trata de la creación de un fondo que dispondrán el Banco de Inversiones y Comercio Exterior (BICE) y el Banco Nación, por un plazo de 60 meses con el fin de asistir con hasta $ 5 millones por pequeño productor, con esa tasa atenuada.

Finalmente, Solmi resaltó el hecho de que se “reabrieron los Repro, que vuelven a la escena luego de la pandemia, como aportes que hace el Estado Nacional para el pago de salarios, con el fin de que la cadena de lo que se produce en las economías regionales no queden sin una contención”.

De esta manera, el Estado brindará una asistencia equivalente al 50% de la remuneración total de cada trabajador activo hasta un máximo del 50% del valor del salario mínimo vital y móvil vigente al momento de solicitar la asistencia.

De acuerdo con la información oficial, el Plan tendrá un fondo total de $ 1.000 millones que serán aportados por el fideicomiso del BICE, y el plazo de presentación de necesidades será del 1 de diciembre al 1 de marzo del año próximo. (Télam)