El canciller, Felipe Solá, reconoció hoy que la Casa Blanca consultó al Gobierno por la salida de la Argentina del Grupo de Lima, a la vez que señaló que "no hay ningún cambio en la posición internacional".

"Se le consultó a la Embajada argentina en Washington si esto significaba algún cambio y se le explicó que no, que no había ningún cambio, que pertenecemos al Grupo de Contacto de la Unión Europea", sostuvo el funcionario nacional.

En declaraciones radiales, el ministro de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto señaló que la novedad de esta semana "fue solamente formalizar algo que venía ocurriendo desde el 10 de diciembre de 2019, que es la decisión de no participar del Grupo de Lima".

"No hemos firmado nunca una declaración de ellos. No hay ningún cambio en nuestra posición internacional, ni respecto a Venezuela, ni a Estados Unidos", remarcó el integrante del Gabinete. E insistió: "Le hemos comunicado muy claramente al Departamento de Estado que no había cambios en nuestra relación hacia Venezuela y hacia Estados Unidos".

El ex diputado nacional recordó que la Argentina votó en contra de Venezuela en octubre pasado en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, en Ginebra: "Nosotros seguimos y apoyamos lo que hace (la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle) Bachelet".

A la vez, el jefe de la diplomacia argentina subrayó que el Grupo de Contacto "se plantea debatir el no avance de ningún tipo que ha habido con Venezuela". "El no avance no es solamente responsabilidad del Grupo de Contacto y de los que quieren que el pueblo venezolano deje de sufrir y tenga una situación democrática más sólida, sino que también es responsabilidad del Gobierno de Venezuela", destacó Solá.

Y agregó: "En el Grupo de Contacto hay un debate sobre cuáles son las mejore metodologías para llevar adelante esto.

Ese debate nunca estuvo en el Grupo de Lima, que tiene un nivel de dogmatismo mucho mayor".

El Grupo Internacional de Contacto sobre Venezuela (GIC) apunta a lograr "una solución pacífica y democrática de la crisis" en el país caribeño. Además de la Argentina, las naciones que integran el GIC son Bolivia, Costa Rica, Ecuador, la Unión Europea, Francia, Alemania, Italia, Países Bajos, Panamá, Portugal, España, Suecia, Reino Unido y Uruguay. PT/CJ NA