La siembra de los cultivos invernales, como trigo y cebada, finalizó con un total de 2,42 millones de hectáreas, un 1% menor a la campaña anterior, indicó la Bolsa de Cereales y Productos de Bahía Blanca en sobre la zona comprendida por los distritos oeste, suroeste, centro y sur de la provincia de Buenos Aires y sectores de La Pampa.

Así se desprende del segundo reporte de julio elaborado por el Equipo de Estimaciones Agrícolas de la entidad, que indicó que "las labores comenzaron a mediados de mayo alentada por la correcta condición de humedad edáfica y los buenos precios a cosecha para ambos cereales".

"La ausencia de precipitaciones durante los meses de junio y julio acentuaron las diferencias entre lotes, a favor de los que tuvieron un correcto control de malezas en el barbecho y buena cobertura al momento de la siembra", agregó.

Según el documento, "actualmente se observa un retraso en la emergencia y desarrollo vegetativo debido a las bajas temperaturas y falta de humedad en los horizontes superficiales".

"La provincia de La Pampa espera la mayor reducción en la intención de siembra debido a la deficiencia hídrica en los primeros centímetros del suelo", agregó la entidad.

En el caso del área destinada al trigo, el informe indicó que finalizó "en 1,58 millones de hectáreas, 4% menor respecto al ciclo 2021-22, representando el tercer año consecutivo con reducción de superficie para este cereal".

"Las principales causas de la disminución son el reemplazo por el cultivo de cebada y la incertidumbre respecto de políticas económicas a corto plazo", sostuvo.

En el caso de la zona norte el documento sostuvo que se "proyecta una caída del 3% totalizando 333.000 hectáreas, destacándose el partido de Carlos Casares por falta de piso debido a las inundaciones".

En la zona centro "se estima una disminución del 5% resultando en 936.000 hectáreas", donde según la entidad "los departamentos de la provincia de La Pampa presentan las mayores disminuciones relativas" mientras que la zona sur "iniciaría la campaña con 312.500 hectáreas representando una caída del 3% con respecto al ciclo anterior".

En tanto que en el caso de la cebada, la Bolsa bahiense señaló que "el área implantada en la campaña actual es de 842.000 hectáreas, un 5% superior con respecto al ciclo pasado".

"Los atractivos precios futuros al momento de la siembra, el diferencial de rendimiento con respecto al trigo y la aptitud doble propósito, traccionan el aumento de la superficie para esta campaña", agregó el reporte.

En el caso de la zona norte se indicó que "la siembra cierra con 140.000 hectáreas, una suba del 2%" donde "el mayor incremento de superficie se observa en los partidos de Bolívar y Tres Lomas".

En la zona centro se indicó que "inicia la campaña con 579.500 hectáreas, con un 6% de aumento, debido a la influencia de las malterías y el reemplazo de trigo por cebada principalmente en la zona costera".

Por último, en la zona sur se informó que "totaliza 122.500 hectáreas, con una suba del 6%", donde "la aptitud doble propósito y los buenos rendimientos de campañas anteriores fueron los motivos del crecimiento". (Télam)