El presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, dijo hoy que la actualización de la base no imponible del impuesto a las Ganancias -que se elevará de $225.000 a $280.792 mensuales a partir del 1 de junio próximo- apunta a "defender el poder de compra de los salarios".

En este sentido, al participar del anuncio que se realizaba en las escalinatas de acceso a la Casa Rosada, el titular de la Cámara baja dijo que el objetivo es "que lo que el trabajador gana no lo pierda frente al Estado al momento de pagar los impuestos" y señaló que "el esfuerzo del trabajador es una remuneración, no una ganancia", con lo cual el Estado "tiene que propender a defender el poder de compra de los salarios".

Asimismo, confirmó que quedará excluido del pago del impuesto a las Ganancias el medio aguinaldo que trabajadores y trabajadoras percibirán junto al sueldo de junio próximo.

"La decisión del Presidente es que la semana que viene terminan de cerrar dos paritarias que faltan y ahí quedará consolidado lo que se llama Ripte. Una vez que está consolidado el Ripte, sale el decreto que excluye al aguinaldo respecto del pago de Ganancias", adelantó Massa.

(Télam)