Los precios del petróleo registraron su séptima alza consecutiva impulsados, en particular, por la creciente demanda china ante una paulatina reapertura de su economía tras las restricciones por la situación sanitaria local.

El precio del barril de Brent del mar del Norte para entrega en marzo aumentó 1,48% para cerrar en US$ 85,28 en Londres, mientras que el barril de West Texas Intermediate (WTI) para entrega en febrero ganó 1,87% a US$ 79,86 en Nueva York.

Hace poco "muchos operadores tenían dudas sobre la reapertura de la economía china a causa de la disparada de casos de covid-19. Pero parecería que volvió a moverse", explicó Phil Flynn, de Price Futures Group.

"Vemos cada vez más señales que muestran que China trata de asegurar su aprovisionamiento de energía", añadió.

Además, "los operadores comienzan a integrar (a los precios) una demanda algo más alta en Europa y no solo en China", destacó en una nota de análisis Edward Moya, de Oanda.

A la vez, las temperaturas caerán sensiblemente en los próximos días en varios países de Europa luego de una clima anormalmente benigno, lo cual podría impulsar la demanda del viejo continente. (Télam)