El Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) y la Municipalidad de Gualeguaychú iniciaron gestiones para poder acceder a financiamiento que permita incentivar a los pequeños y medianos productores ganaderos locales a agregar valor en el primer eslabón de la cadena.

Los organismos nacionales, junto a la Secretaría de Producción y Desarrollo Económico municipal, trazaron "los pasos a seguir en el objetivo específico de acceder a un financiamiento de Nación para instituir una planta de faena", explicaron hoy desde la agencia de Extensión Rural que el INTA posee en esa ciudad entrerriana.

Con la planta "se incentivará a los productores pequeños y medianos a agregar valor en el primer eslabón de la cadena" y así "desestacionalizar la demanda de la carne ovina y motivar la oferta para un impacto conveniente en los precios", apuntó el INTA en un informe.

También pretenden dar un impulso a la producción local de alimentos y accionar para lograr cerrar el ciclo productivo dentro de la ciudad, para igualar las posibilidades y capacidades de los productores de la zona frente a los grandes actores del sector. (Télam)