La Secretaría de Energía, junto con las provincias de Neuquén y Río Negro, realizaron una Consulta Pública social y ambiental en el marco del proceso de aplicación al financiamiento internacional del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para la construcción de la segunda línea eléctrica de la zona cordillerana, entre ambas provincias patagónicas.

En el encuentro se debatieron los aspectos sociales y ambientales del proyecto de la Línea de Alta Tensión (LAT) de 132 kV entre Alicurá, Pilcaniyeu y Bariloche.

Dicha obra forma parte del programa Federal de Transporte de Energía Eléctrica, que coordina la Subsecretaria de Energía Eléctrica, y que forma parte de un plan de obras de transporte de energía eléctrica impulsado por el secretario de Energía, Darío Martínez.

La consulta pública es un paso indispensable en el avance del proceso y se realizó de forma presencial y virtual en la localidad de Villa La Angostura.

En la misma, participaron además de Nación y las provincias, el Fondo Fiduciario para el Transporte Eléctrico Federal, el Consejo Federal de Energía y ciudadanos y ciudadanas representativos de los distintos sectores involucrados, beneficiados y afectados por el proyecto.

La concreción del financiamiento para este proyecto eléctrico es fundamental para la región ya que permitirá en el caso de Villa la Angostura y zonas aledañas para dejar de depender de generación electro térmica, eliminando los efectos negativos para el ambiente proveniente de la utilización de combustibles fósiles, entre otros beneficios.

Para Bariloche y la región ampliar la capacidad de respuesta del sistema, mejorarla en calidad y confiabilidad, además de abandonar el uso de grupos diésel para afrontar picos de potencia. (Télam)