Las cosechas de maíz tardío, de segunda y de sorgo granífero avanzan lentamente en la provincia de Entre Ríos debido a que los productores se encuentran abocados a la cosecha de la soja sembrada en la campaña 2021/22, informó hoy la Bolsa de Cereales provincial.

La superficie implantada con maíz tardío y de segunda fue de 47.800 hectáreas, y el sorgo ocupó unas 120.000 hectáreas en el suelo entrerriano.

La cosecha del primer grano alcanzó sólo 2% de ese área destinada a maíz tardío y de segunda, donde la mayor proporción fue como grano húmedo, que se destina al consumo animal directo.

El rendimiento promedio provincial se ubicaría cercano a los 5.100 kilos por hectárea, y el total del grano representó 9% del área cultivada con maíz (también de primera) en el ciclo 2021/22 en Entre Ríos.

De ese porcentaje, 81% (38.600 hectáreas) fue tardío, mientras que 19% restante (9.200 hectáreas) fue de segunda, cultivado sobre rastrojos de trigo.

Respecto al sorgo granífero, la cosecha avanzó 50% sobre las 70.700 hectáreas totales implantadas en la actual temporada, con un rendimiento promedio provincial de 4.000 kilogramos por hectárea.

En ese marco, la Bolsa entrerriana consideró que las labores en el cultivo de sorgo están supeditadas al avance en la cosecha de soja entrerriana. (Télam)