La recuperación del empleo registrado del sector privado se consolidó en marzo, en un contexto de expansión de la producción, la inversión y el consumo, según el Panorama Mensual del Trabajo Registrado elaborado por el Ministerio de Trabajo de la Nación.

En marzo de 2022 continuó el proceso de crecimiento del empleo asalariado registrado del sector privado observado en los últimos meses, indicó el trabajo elaborado con datos a febrero y marzo de este año.

Según la Encuesta de Indicadores Laborales (EIL), en marzo de 2022 el empleo en empresas de más de 10 personas ocupadas -localizadas en los 12 centros urbanos relevados- tuvo un incremento neto de 0,3% en relación con el mes anterior.

Dicha tasa de crecimiento intermensual es la más elevada para los meses de marzo desde 2008 (en marzo de 2021 se verifica una tasa similar), resaltó el informe de la cartera laboral.

La expansión neta del empleo registrado observada en este último mes, que surge de la diferencia entre las contrataciones y las desvinculaciones de personal, se explica por el crecimiento de las contrataciones, las cuales se encuentran en el nivel más elevado desde 2012 (en los meses de marzo de cada año).

Según esta misma fuente, resulta mayor la proporción de empresas que estima ampliar las dotaciones de personal en los próximos tres meses, indicador que permite proyectar un escenario de expansión del empleo, dando continuidad al proceso que se viene registrando desde el segundo semestre de 2020.

En el mismo sentido, los registros del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA) muestran para febrero un aumento de 0,2% del empleo asalariado registrado, variación que implica que unas 10 mil personas ingresaron al empleo asalariado registrado.

En los últimos meses, el crecimiento de las dotaciones en sectores severamente afectados por la pandemia, como Comercio y Restaurantes y Hoteles, se suma a la senda expansiva del crecimiento sostenido del empleo en las ramas de la Industria y la Construcción.

Hasta febrero, esta modalidad ocupacional se incrementó 4,2% (con respecto a julio de 2020), superando el nivel previo al inicio de la pandemia y el que mostraba

la economía en diciembre de 2019. (Télam)