El embajador argentino en Brasilia, Daniel Scioli, defendió hoy ante el jefe de gabinete de Brasil, general Luiz Eduardo Ramos, la posición argentina de permitir la recuperación industrial en el Mercosur tras la pandemia, frente a la iniciativa brasileña de reducir de manera generalizada el Arancel Externo Común (AEC), y permitir una mayor apertura de importaciones.

Es por eso que frente a la propuesta de Brasil, que asumirá el jueves la presidencia pro tempore del Mercosur, de querer eliminar drásticamente en el próximo semestre el 10% del AEC para todos las posiciones arancelarias, Argentina apuesta a una medida selectiva que permita proteger a los productos industrializados, dijo Scioli a Télam.

El Embajador dijo que esta reunión en el Palacio del Planalto sirvió para ratificar que "Brasil no quiere romper con el Mercosur" y que quieren "acercar posiciones" antes de asumir la presidencia pro-témpore: "Es por eso que fue un encuentro clave", afirmó.

"Argentina adelantó una propuesta de reducir el arancel externo común del 10% en el 75% del nomenclador, compuesto por materias primas, insumos, bienes intermedios y bienes de capital, preservando los bienes durables y los bienes finales", dijo el embajador luego de mantener la reunión en el Palacio del Planalto, la sede del gobierno de Brasil.

Scioli se reunió con el general Ramos, jefe de gabinete, y con Flavia Arruda, ministra de Gobierno, los principales articuladores políticos del Gobierno brasileño, lo que significa una predisposición del ala política para mantener el diálogo dentro del Mercosur por parte del Ejecutivo de Jair Bolsonaro.

"Les dije que Argentina viene haciendo un gran esfuerzo y que tiene predisposición para que no se afecte la recuperación industrial. Se ha notado un esfuerzo por acercar posiciones", comentó el exvicepresidente y exgoberndor bonaerense a la salida de la sede del gobierno en Brasilia.

En ese marco, recordó que sectores de las industrias, automotriz, textil, calzado y químicos de ambos países transmitieron "preocupación" por la propuesta del ministro de Economía de Brasil, Paulo Guedes, de reducir de una vez el arancel externo común incluso para los productos con valor agregado industriales a otros países o bloques.

Incluso esta reducción del arancel involucrará, según la propuesta de Brasil, a todo el sector automotriz y maquinaría agrícola.

La reunión, también dijo Scioli, ha dejado atrás la polémica surgida porque el ministro Guedes atribuyó al embajador un mensaje conjunto de los expresidentes Luiz Inácio Lula da Silva y Fernando Henrique Cardoso para preservar el Arancel Externo Común y repudiar la iniciativa de la gestión Bolsonaro.

Además del Mercosur la agenda binacional giró en torno a la sequía en la cuenca del Río Paraná, que sufre la peor crisis hídrica de los últimos 91 años.

"Esto afecta a cinco o seis provincias argentinas, con impacto en la navegabilidad, en la producción y del punto de vista humanitario. La previsión es coordinar acciones hasta noviembre, cuando regrese el régimen de lluvias", apuntó Scioli. (Télam)