El secretario de Industria de la Nación, Ariel Schale, aseguró hoy que el sector "está bien, con ramas trabajando a niveles sorprendentes y una reactivación muy firme, hace ocho meses que la industria viene creando empleos".

En diálogo con FM La Patriada, Schale destacó la adopción de "decisiones de enorme valentía política, de tal magnitud que es difícil enumerarlas".

El funcionario subrayó que "la gente no se contagia trabajando, se contagia básicamente en su vida social" y confió en "revertir la agenda primarizante".

"La semana pasada lanzamos la mesa del litio, que se va a ser el mineral base de toda la movilidad sustentable a nivel mundial, y Argentina tiene la posibilidad de vender autos eléctricos, no litio únicamente, la clave es agregarle valor al recurso natural", precisó.

"Hay países vecinos que nos piden insumos básicos para combatir la pandemia, como oxígeno y anestesia, por eso también es tan importante la industria nacional en términos de soberanía", indicó Schale.

En otro orden, advirtió la existencia de "un escenario de especulación en algunos sectores, inclusive también de trampas y las vamos a castigar de manera categórica".

En este sentido, indicó que se mantienen conversaciones "con todos los sectores por el acuerdo de congelamiento de precios, estamos hablando con la siderurgia y la petroquímica, que son sectores muy importantes en la estructura de costos de los alimentos y recorriendo toda la agenda de los insumos difundidos".

Schale remarcó que "esta semana vamos a firmar los primeros compromisos con las empresas que apuntan a darle tranquilidad y previsibilidad a la economía".

"De septiembre a la fecha las materias primas alimenticias a nivel internacional aumentaron casi 40% y eso nos impacta también, nos mete una presión inflacionaria muy fuerte", analizó Schale.

"Hay que trabajar muy fuerte sobre las expectativas de inflación, necesitamos que todos los agentes económicos trabajen sobre un escenario de la mayor estabilidad posible", manifestó el secretario de Industria.

Asimismo, manifestó su confianza en "poder transmitirle al mercado y a la industria alimenticia la posibilidad de saber que vamos a tener una estructura de costos lo más estable posible".

"Nuestra industria sigue navegando las aguas de la doble crisis: revertir el proceso de desindustrialización del gobierno anterior y la pandemia son desafíos enormes", completó. (Télam)