"La semana pasada la OCDE presentó su estudio sobre la Argentina y dejó un espacio en blanco en las estadísticas de varios años. Con ese silencio estadístico pasamos de la vergüenza a un caso de éxito internacional, al recuperar la credibilidad del Indec en menos de dos años", dijo a Télam Marcelo Scaglione, representante argentino ante el organismo multilateral, luego de exponer anoche en el Consejo Argentino de Relaciones Internacionales (CARI).

"La verdadera revolución en el Indec está enmarcada dentro del proceso de ingreso argentino a la OCDE, porque este organismo trabaja con indicadores de alta calidad", expresó Scaglione a Télam.

El funcionario presentó una conferencia sobre "La internacionalización del Indec", en la que participó Jorge Todesca, director del Instituto Nacional de Estadística y Censos.

"Cuando empezamos el proceso de acceso a la OCDE, daba mucha vergüenza cuando los funcionarios de los otros países nos preguntaban porqué el país había mentido con las estadísticas. Por eso en el estudio económico sobre la Argentina hubo un silencio estadístico en OCDE", remarcó Scaglione.

Por su parte, el titular del Indec, Jorge Todesca, dijo en el encuentro organizado por el CARI que "no se pueden recuperar las estadísticas de 2007 a 2015, porque no se puede ir a pedirle hoy a un carnicero que recuerde a qué precio vendía la carne hace cinco años, para hacer una estadística creíble para reconstruir un índice"..

"El daño ya está hecho y es irreparable. No sólo nos habían mentido con las estadísticas sino también con la Educación", remarcó Scaglione.

El titular del Indec destacó que en ese tiempo definido como "silencio estadístico", hubo varias provincias "que intentaron realizar sus propios relevamientos".

"Las direcciones de estadísticas de Mendoza y San Luis hicieron un buen relevamiento de precios. Pero el trabajo de Mendoza fue censurado y dejó de realizarse y San Luis continuó su propia experiencia, pero no alcanzan dos casos para mediciones que deben reflejar los números de todo el país", sostuvo Todesca.

Explicó los pasos dados para recuperar la credibilidad estadística de la Argentina, y sostuvo que fue posible porque "se cumplió el compromiso del Gobierno nacional de garantizar la absoluta independencia estadística y no hubo ninguna interferencia política".

Destacó que hoy el Indec tiene un "calendario anticipado móvil de 12 meses que es un requisito de calidad internacional, y todos saben qué día y a qué hora se conocerá cada índice. Eso iguala a todos los usuarios en el acceso a la información", añadió Todesca.

El titular del Indec destacó que "fue por esto que el FMI levantó, en noviembre de 2016, la censura estadística que había declarado el 17 de septiembre de 2011".

Todesca explicó que esa recuperación de credibilidad se logró con "la elaboración de un Plan Estratégico; la reconstrucción de un equipo de trabajo que permitió recuperar especialistas marginados durante el gobierno anterior, y formar una nueva generación que hace que el promedio de edad en el Indec hoy sea de 40 años".

El resultado es que "se ha reconstruído el Índice de Precios al Consumidor; la Encuesta Permanente de Hogares; se terminó el domingo pasado el relevamiento de campo para el Censo Agropecuario (del que ahora falta el procesamiento de datos); se sumaron estadísticas sobre violencia contra la mujer; actividades de niños, niñas y adolescentes, y hoy tenemos comparación de precios de calidad internacional, cuando antes sólo tuvimos por años la referencia con el Big Mac en Nueva York", dijo Todesca. (Télam)