El gobernador de Salta, Gustavo Sáenz, y el administrador del Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento (Enohsa), Enrique Cresto, acordaron hoy la ejecución de 20 pozos y la instalación de tres plantas de ósmosis inversa en la provincia, para solucionar el acceso al agua de sectores y regiones históricamente postergadas.

“Me reuní con el presidente del Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento y acordamos la ejecución de 20 pozos profundos y la instalación de 3 plantas de osmosis inversa en nuestra provincia”, publicó Sáenz en su cuenta de la red social Twitter.

El mandatario agregó que “estas inversiones aportan a la solución del acceso al agua de sectores y regiones históricamente postergadas”, y detalló que “este nuevo compromiso se suma al acuerdo marco de inversión en agua y saneamiento de $2.400 millones, de inminente ejecución en Salta”.

Sáenz y Cresto firmaron hoy un convenio para la perforación de estos nuevos 20 pozos de agua y la instalación de tres plantas de ósmosis inversa.

Está previsto que estas obras se ejecuten en regiones vulnerables de la provincia, para el acceso a agua segura y para la optimización de la prestación del servicio.

Con las nuevas inversiones, se realizarán más de 100 proyectos con Enohsa en toda la provincia, priorizando la ejecución y reactivación de obras que permitan la accesibilidad al agua potable y saneamiento, sobre todo a las comunidades más vulnerables.

También se prevé la perforación de otros 40 pozos, casi todos en el norte provincial, y la construcción de cosechas de agua, algunos de ellos ya finalizados. (Télam)