Rusia entró en situación técnica de recesión luego de que el Producto Bruto Interno (PBI) del tercer tercer trimestre registrara una caída de 4%, según las primeras estimaciones publicadas hoy por la agencia nacional de estadísticas Rosstat.

La baja del tercer trimestre se suma a la registrada en el segundo trimestre de 2022, cuando marcó una baja de 4,1%, producto esencialmente del impacto de las sanciones occidentales sobre la economía del país a causa de la invasión a Ucrania, según un cable de la agencia Ansa.

La recesión estuvo marcada por la reducción en el comercio mayorista (22,6%) y el minorista (9,1%); de carga (5,5%); la industria manufacturera (2%); y el suministro de agua, alcantarillado, residuos y actividades contra la contaminación (10,4%).

En cambio, el sector de la construcción creció 6,7% y el agrícola 6,2%, precisa la estimación preliminar del Rosstat.

(Télam)