La secretaria de Energía, Flavia Royón, señaló hoy que la venta de Edesur por parte de su controlante, el grupo eléctrico italiano Enel, "no va a afectar a la población de un día para el otro" al entender que "no será un proceso inmediato" y porque "se cuidará la prestación del servicio" con quien sea el adquirente.

"Esto no va a ser un proceso inmediato, o sea, no es que esto va a afectar a la población de un día para el otro", sino que será "un proceso que va a ir iniciándose y vamos a trabajar en conjunto con la empresa que adquiera el paquete accionario", dijo Royón.

La funcionaria se refirió así al proceso de desinversión que el martes Enel anunció para la Argentina, en declaraciones que formuló en la Casa Rosada luego de la firma de un memorándum de Intercambio de Energía con Brasil que encabezó el presidente Alberto Fernández.

El grupo controlado por el estado italiano anunció que pondrá a la venta la distribuidora eléctrica Edesur, de la cual es propietaria, así como todos sus activos en la Argentina conformado por las centrales térmicas Costanera y Dock Sud, la concesión de la hidroeléctrica El Chocón, líneas de transmisión y de transporte de energía eléctrica.

Edesur presta servicios en un área de concesión de 3.300 km2 que abarcan la zona sur de la Ciudad de Buenos Aires y 12 partidos del conurbano, donde distribuye energía eléctrica a cerca de 2,5 millones de clientes.

Royón comentó que Enel se retira "no tan sólo de la Argentina sino también se está retirando de otros países con sus inversiones", en un proceso de readecuación de activos para reducir sus deudas, para concentrar su actividad en los mercados europeos y en la transición hacia energías renovables.

"Ya ha pasado y aquí hubo otros casos de venta en la Argentina de empresas similares y no hemos sufrido mayores consecuencias, así que se va a trabajar con quien adquiere el paquete accionario y mientras tanto está en nuestra agenda el trabajo de adecuación de los subsidios energéticos, de la normalización de las deudas con Cammesa de la revisión tarifaria integral para el año que viene", afirmó la funcionaria.

Royon también anticipó que el Gobierno viene "sosteniendo diálogos con las empresas y habrá nuevas conversaciones del caso con quien adquiera el paquete accionario, por supuesto siempre cuidando el servicio que tiene, sobre todo en energía eléctrica, que es lo que a la gente más le impacta".

"Estamos encarando la revisión tarifaria integral como se había comprometido y como también quedó reflejado en la discusión de la Ley de Presupuesto para el año que viene", destacó Royón.

La decisión de Enel se anunció en el marco de la presentación del plan industrial en Italia, oportunidad en que presentó su interés en salir de mercados como Perú, Argentina o Rumanía, para reducir su deuda, incluyendo en estas desinversiones la cartera de su negocio de gas en España.

Así, en su nueva estrategia para el periodo 2023-2025, el grupo se focalizará en seis países estratégicos: Italia, España, Estados Unidos, Brasil, Chile y Colombia. (Télam)