El Gobierno de Río Negro lanzó hoy una propuesta a todos los tenedores que tienen en su poder el bono emitido en 2017 por un monto total de US$ 300 millones bajo ley internacional, con el objetivo de extender los vencimientos, reducir las tasas de interés y prorrogar el esquema de pagos.

La propuesta formal fue realizada a través de una enmienda con la propuesta para poder reestructurar los títulos que fueron emitidos en su momento con el objetivo de financiar la concreción de obras públicas en el marco del denominado "Plan Castello".

El Ministerio de Economía rionegrino realizó hoy el ofrecimiento luego de haber logrado un acuerdo con un Comité Ad-Hoc de Acreedores representativos de más del 50% del bono internacional, después de un largo proceso de negociaciones, informaron fuentes provinciales.

El Gobierno de Río Negro confía en alcanzar la aceptación requerida del 75% para que la enmienda entre en vigencia.

El secretario de Financiamiento y Deuda Pública de la provincia, Adrián Chebeir, dijo a Télam que "la propuesta lanzada consiste en buscar alivio financiero especialmente en los años 2020 y 2021, reduciendo la tasa de interés"

"Además de estirar los plazos de vencimiento de las amortizaciones llevando el vencimiento del bono del 2025 a 2028", agregó el funcionario.

Si bien no se brindaron mayores detalles de la operatoria, Chebeir sostuvo que "la tasa vigente es de 7,75%," y la propuesta del Gobierno es que sean "progresivas y que no lleguen a ese porcentaje".

"Los pagos que debe realizar la provincia son semestrales y este año todavía no cancelamos ninguno, estamos en mora, asimismo siempre estuvimos en constante conversaciones con los principales tenedores", aclaró.

La provincia de Río Negro está realizando un gran esfuerzo para ordenar sus cuentas fiscales y reducir el impacto de la crisis en el actual marco económico nacional e internacional, generado por la pandemia mundial de Covid-19 y las consecuencias económicas que se desencadenaron en todo el territorio. (Télam)