La Reserva Federal (FED) de Estados Unidos subió hoy 75 puntos básicos la tasa de interés que regula el costo del dinero, en un rango de entre 3,00% y 3.25%, con el objetivo de controlar la inflación en ese país.

Por otra parte, la FED corrigió a la baja la proyección de crecimiento de la economía de EEUU y la ubicó apenas por encima del cero por ciento en 2022 (+0,2%), frente al 1,7% previsto en junio pasado, precisó la agencia de noticias AFP.

La decisión del Comité Federal del Mercado Abierto (FOMC) busca intentar neutralizar el incremento de los precios, lo cual podría derivar en un vertiginosa caída del consumo y un incremento del desempleo.

El organismo monetario anticipó que "serán necesarias alzas suplementarias", ante una inflación esperada ahora de 5,4% para este año, frente al 5,2% previsto anteriormente. (Télam)