La producción industrial registró un alza del 9,2% en julio comparada con igual mes del año pasado, acumula una expansión de 15,8% para los primeros siete meses de 2021 y se prevé un “cierto repunte” en el corto plazo, de acuerdo con el índice que elabora la consultora Orlando Ferreres & Asociados.

El indicador IPI-OJF detectó, por otra parte, que la medición desestacionalizada mostró una caída de 1,6% respecto de junio.

“Durante julio volvimos a observar una desaceleración de la actividad industrial, desandando el buen resultado que habíamos registrado en junio”, lo que reflejó “los menores niveles de producción en el sector automotriz, en la industria del crushing y en la elaboración de agroquímicos”, explicó el informe.

Mientras, entre los sectores que impulsaron de forma positiva la actividad se destacaron los metales básicos y los minerales no metálicos.

“En una mirada más amplia, más allá de los vaivenes que se dan mes a mes, se aprecia un estancamiento de la actividad industrial durante el año en curso”, advirtió el análisis.

En ese sentido, el IPI-OJF indicó que la medición desestacionalizada de julio se encuentra en el mismo nivel que tenía en febrero.

“Ya para los próximos meses anticipamos cierto repunte de la producción industrial, apuntalada por las medidas desde el Gobierno para reforzar el consumo y la actividad, y por una situación sanitaria por ahora más controlada”, sostuvo el informe.

El sector Alimentos, Bebidas y Tabaco exhibió en julio un avance de 4,2% en el cotejo interanual (10,8% en aceites y subproductos) y acumula una suba en los primeros siete meses del año de 7,9%.

En detalle, la producción de aceites y subproductos mostró un avance anual de 10,8%, aunque muestra una merma de 7,7% respecto de junio.

Por su parte, la faena vacuna anotó la cuarta baja anual consecutiva, en este caso de 12,4%, mientras que respecto de junio también mostró una leve baja.

El rubro Maquinaria y Equipo, a su vez, anotó en julio una expansión de 35,5% respecto de igual mes del año pasado (y de 59% en lo que va del año), mientras el sector automotor en particular alcanzó una producción de 31.935 unidades, cifra que implicó una contracción de 20,2% comparado con el nivel alcanzado durante junio.

En Minerales no metálicos, la producción de insumos de la construcción creció en julio 17,9% interanual y 44,8% en siete meses, con un avance de 21,4% en el caso del cemento portland, que anotó el volumen despachado más alto del año y repitió “los niveles alcanzados hacia el fin del año pasado”.

Por último, en industrias Metálicas Básicas la producción siderúrgica observó una expansión anual de 32,6% en julio y de 48,8% en el acumulado desde enero.

Se destacó particularmente el avance del hierro primario (53% interanual), el acero crudo (49,9%) y los laminados terminados en caliente (64,8%) y en frío (55,7%), concluyó el relevamiento del IPI-OJF. (Télam)