Las exportaciones de cereales y oleaginosas y sus derivados alcanzaron tanto en octubre último como en el acumulado de los primeros diez meses del año registros máximos históricos para el sector, de acuerdo con los números informados hoy por la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (Ciara) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC).

En ese sentido, las empresas del sector agroexportador liquidaron el mes pasado US$ 2.416,61 millones que significaron una marca histórica para el mes.

Así, el ingreso de divisas acumulado de la agroexportación en los primeros ocho meses del año alcanzó los US$ 28.086,92.

"El monto de octubre pasado resulta récord para ese mes en las estadísticas desde comienzos de este siglo y en toda la serie histórica", precisaron en un comunicado Ciara y CEC, entidades que representan el 48% de las exportaciones argentinas.

Lo liquidado en octubre significó un 40,8% superior a lo registrado un año atrás, pero fue un 1% menor a lo ingresado en setiembre último.

Asimismo, el ingreso de divisas de los primeros diez meses del año representó un crecimiento del 66,6% respecto del mismo período de 2020, y récord absoluto para el mismo período desde comienzos de este siglo.

Click to enlarge
A fallback.

"El factor predominante fue el sostenido crecimiento de los precios internacionales, lo que compensó la menor cantidad medida en toneladas. Ese desempeño se alcanzó a pesar de los notables trastornos que produce la bajante del río Paraná", afirmaron las entidades.

La liquidación de divisas está fundamentalmente relacionada con la compra de granos que luego serán exportados ya sea en su mismo estado o como productos procesados, luego de una transformación industrial.

La mayor parte del ingreso de divisas en este sector se produce con bastante antelación a la exportación, anticipación que ronda los 30 días en el caso de la exportación de granos y alcanza hasta los 90 en el de la de aceites y harinas proteicas.

Esa anticipación depende también del momento de la campaña y del grano de que se trate, por lo que no existen retrasos en la liquidación de divisas. (Télam)