Empresarios de la industria del calzado anunciaron hoy -en reunión con el secretario de Industria, Ariel Schale-, la reapertura de una fábrica de zapatillas en la ciudad bonaerense de Chivilcoy que inicialmente empleará a 200 personas y prevé producir 300 mil unidades en el segundo semestre del año.

En un comunicado, la cartera productiva informó que las firmas JMC Group y Bicontinentar Footwear Technologies reabrirán en mayo la planta fundada en 2007 -y que permanecía cerrada desde 2018- para fabricar zapatillas de las marcas New Balance y Joma.

El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, aseguró que "este es el resultado de haber recuperado la política industrial en la Argentina. Mientras que durante el Gobierno anterior las empresas cerraban, ahora podemos anunciar que vuelven a abrir sus puertas, a dar trabajo, y a producir tanto para el mercado interno como para la exportación".

En consonancia, Ariel Schale remarcó que "la reapertura de esta planta fue un objetivo de la política industrial del Gobierno nacional y es un primer paso muy importante para recuperar los puestos de trabajo y la producción perdida durante el Gobierno anterior".

A finales de 2020 Bicontinentar Footwear Technologies adquirió la fábrica Perchet Argentina, filial de la brasileña Paquetá, y tras cerrar el acuerdo de fabricación con JMC Group retomará la producción de calzado deportivo en la planta de Chivilcoy, se informó desde Desarrollo Productivo.

Por otro lado, ambas compañías continúan en tratativas con otras firmas internacionales para ampliar la producción en nuestro país. (Télam)