El Ministerio de Economía destacó que quedan dos etapas de inscripción al Régimen de Incentivo a la Construcción, un mecanismo generado por el Gobierno Nacional para impulsar un sector estratégico que dinamiza la economía y genera empleo.

En la primera etapa, hasta el 9 de junio, se abona una una alícuota única del 10%, luego de ese plazo, hasta 9 de julio, será 20% la alícuota.

La norma apunta a Incentivar la reactivación económica enfocada en la actividad de la construcción, generadora de puestos de trabajo.

También propone movilizar ahorros hacia actividades de construcción y promover el rol del mercado de capitales para aplicar ahorro privado al financiamiento de la construcción.

Asimismo pretende canalizar financiamiento para inversiones que movilicen la actividad económica.

Entre los beneficios de quienes adhieran a este instrumento se destaca la normalización de activos que se apliquen a la construcción; se podrán declarar de manera voluntaria activos en moneda nacional o extranjera que se destinen a obras nuevas en el marco de la ley

Además, a quienes se inscriban se le cobrará un único impuesto -con alícuota creciente en el tiempo- y se les otorgará un “bloqueo fiscal” respecto a lo que pudiera corresponder por esos fondos

Así, quienes se inscriban antes del 9 de junio la alícuota del impuesto especial a abonar será del 10% y del 20% si esta ocurre entre el 10 de junio hasta el 9 de julio.

El plazo para ingresar al Programa de Normalización es hasta el 9 de julio.

Por otro lado estarán exentos del impuesto sobre los Bienes Personales de las inversiones destinadas a la construcción de inmuebles nuevos durante dos años.

También dispone el pago a cuenta de Bienes Personales equivalente al 1% del monto de las inversiones inmobiliarias.

En lo que refiere a Ganancias se adecúan el pago de los tributos sobre las transacciones inmobiliarias -Impuesto a las Ganancias o Impuesto a la Transferencia de Inmuebles, según corresponda-, al momento de la ejecución del proyecto.

El secretario de Política Tributaria, Roberto Arias, mantuvo ayer un encuentro junto a representantes de la Cámara Argentina de la Construcción (Camarco), con quienes analizó los beneficios del nuevo Régimen de Incentivo a la Construcción Federal Argentina destinado a movilizar ahorros hacia inversiones en el sector e impulsar la actividad en todo el país.

Durante el encuentro, el secretario y los dirigentes de la Camarco trabajaron sobre el Régimen que, además, promueve el rol del mercado de capitales para aplicar ahorro privado al financiamiento de proyectos inmobiliarios.

“Creemos que es un esquema muy interesante que puede servir para canalizar activos que están ociosos en una actividad con despliegue federal y con un encadenamiento productivo y que está dirigido para incentivar una actividad que está creciendo incluso en el marco de la pandemia”, explicó Arias. (Télam)