Los productores de soja comercializaron ayer más de 1,1 millones de toneladas y acumularon 11,7 millones en trece jornadas, desde que el lunes 5 de septiembre pasado entró en vigencia el Programa de Incremento Exportador, que implementa un tipo de cambio de $ 200 por dólar para las exportaciones de la oleaginosa hasta el 30 de septiembre próximo.

La medida fue acordada con los principales complejos exportadores, que se comprometieron a liquidar soja y derivados por, al menos, US$ 5.000 millones.

De acuerdo con las cifras de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, ayer se vendieron 1.155.513 toneladas de soja, con lo cual desde el lunes 5 totalizan 11.724.039 toneladas.

Los contratos nuevos de compraventa concertados ayer y en fechas previas pero anotados el miércoles sumaron en conjunto 727.509 toneladas, y el valor promedio de esos negocios resultó en $ 69.063 por unidad de peso.

Por otro lado, también se destacaron las fijaciones de operaciones concertadas con anterioridad a ayer por 255.536 toneladas, alcanzando un valor promedio de $ 69.381.

En relación con los negocios pactados en dólares, los contratos de compraventa de soja registraron un valor promedio de US$ 396,17 por un volumen de 10.626 toneladas; en tanto que se anotaron fijaciones por 25.965 toneladas a un valor promedio de US$ 352.

El Banco Central cerró la jornada de ayer con compras por US$ 243 millones, y acumuló US$ 2.781 millones en las últimas doce jornadas tras la implementación del tipo de cambio especial para las exportaciones de soja. (Télam)