La directora nacional de Economía, Igualdad y Género, Sol Prieto, sostuvo hoy que las políticas para reducir la desigualdad aportan a la recuperación de la economía, y destacó el rol del conjunto de iniciativas llevadas adelante por el Gobierno "para el fortalecimiento del sector de los cuidados".

Además, la funcionaria sostuvo que en el caso de las mujeres, "mientras que su porcentaje de participación disminuye en el empleo remunerado, es mayor respecto de la de los varones en el caso del trabajo no remunerado".

De esta manera, en declaraciones a Télam Radio, Prieto analizó los resultados preliminares de la Encuesta Nacional de Uso del Tiempo (ENUT) llevada adelante por el Indec, con eje en la participación de mujeres y varones en el mercado laboral y en el trabajo no remunerado.

En ese sentido, remarcó que "el 91,6% de las mujeres realiza trabajos no remunerados, en tanto que entre los varones sólo lo hace el 73,9%".

Además, destacó que de los resultados se desprende que "disminuye la participación de las mujeres en la ocupación mientras que se incrementa en el trabajo no remunerado", y precisó que "así, en el caso de las mujeres, la ocupación baja del 39% al 34,2% y aumenta en el trabajo no remunerado del 90% al 93,8%".

Sin embargo, a través de las "políticas para que el fortalecimiento del sector de los cuidados sea parte de la recuperación económica, se contribuyó a que las mujeres alcancen el cuarto trimestre de 2021 niveles récord de empleo", agregó.

Además, explicó que el trabajo realizado por el Indec es "una herramienta clave para generar políticas que cierren brechas de desigualdad".

"El trabajo no remunerado cumple un rol fundamental dentro del sistema económico y social, ya que motoriza todo el sistema productivo", afirmó la funcionaria, y precisó que "los cuidados son un sector estratégico, que en 2020 representaba el 15,9% del PBI".

La ENUT refleja la distribución del trabajo no remunerado y del trabajo en la ocupación y producción de bienes para el autoconsumo.

De la misma surge que "las mujeres realizan trabajo no remunerado en mayor proporción que los varones (91,6% vs 73,9%) y que también participan en menor medida en el trabajo en la ocupación y producción de bienes (36,9% vs 55,5%, los varones)".

Asimismo, de acuerdo al reporte, los varones incrementan su dedicación en las tareas de trabajo doméstico no remunerado (TDNR) "cuando ingresan en la edad jubilatoria y que, de esa manera, la brecha entre el tiempo que dedican varones y mujeres se reduce".

Además, Prieto refirió que, de acuerdo a los datos preliminares de la encuesta, "la distribución del TDNR entre varones y mujeres varía según el nivel educativo: a mayor nivel educativo, las mujeres participan menos de estas tareas y los varones, en cambio, aumentan su participación".

Prieto concluyó que "la perspectiva de género es una característica transversal del Presupuesto Nacional, por lo que políticas como Registradas; la Moratoria previsional y el Reconocimiento de aportes por tareas de cuidado; así como la inversión en infraestructura de cuidados, contribuyen a cerrar brechas de desigualdad y mejoran todo el sistema productivo". (Télam)