Los préstamos en pesos al sector privado bajaron en términos reales 1,6% en marzo, debido a las menores necesidades crediticias por parte de las empresas a partir de la recuperación del nivel de actividad económica, sostuvo en el Banco Central (BCRA) en el último Informe Monetario.

“La moderación en el crecimiento de los préstamos ocurre en un contexto de paulatina recuperación de la actividad económica, que ha dado lugar a una menor demanda de las líneas de créditos creadas durante la emergencia sanitaria, permitiéndole al BCRA focalizar los esfuerzos de asistencia crediticia a los sectores más rezagados”, dijo la entidad en su Informe Monetario .

En este marco, las líneas comerciales, en términos interanuales, crecieron 22,6% a precios constantes, y si bien “reflejaron una marcada desaceleración, en gran parte, se explicó por una mayor base de comparación, ya que el crecimiento del crédito se aceleró desde marzo de 2020”.

El Banco Central destacó que “prácticamente toda la desaceleración respondió al segmento de empresas grandes, ya que las mipymes mantuvieron una tasa de crecimiento real relativamente estable en torno al 65% interanual”.

Al tiempo que la Línea de Financiamiento para la Inversión Productiva viene siendo un vehículo ampliamente utilizado para canalizar el crédito comercial a las mipymes.

A fines de marzo, se llevaban otorgados préstamos por aproximadamente $411.700 millones, 32% más respecto a igual período de febrero.

Por su parte, los préstamos con garantía prendaria y las financiaciones con tarjetas de crédito contribuyeron positivamente a la variación mensual.

Uno de los factores que incide en la evolución de esta última línea es la facturación en el marco del programa “Ahora 12”, subrayó la entidad monetaria.

(Télam)