El presidente de la Asociación de Empresarios y Empresarias Nacionales para el Desarrollo (ENAC), Leo Bilanski, destacó hoy que el flamante ministro de Economía, Sergio Massa, tiene la característica de abrir puentes de diálogo con todos los sectores, por lo que "el que no quiere colaborar es porque no le interesa".

"El ministro (Massa) habla con los dirigentes a dos bandas, lo hace con todos los sectores. El que no quiere colaborar es porque no le interesa", señaló Bilanski en declaraciones esta mañana a Télam Radio y Radio Nacional.

En ese sentido, remarcó que la llegada de Massa al Palacio de Hacienda "lleva tranquilidad al sector de la economía real".

"Fue muy claro: no va a devaluar, busca fortalecer el mercado interno y la caja del Banco Central con divisas extras", celebró sobre los anuncios de ayer.

En ese sentido, destacó que "Massa planteó una cuestión de orden hacia adentro del Estado y del sector privado a través de un paquete de medidas desarrollistas".

En cuanto a la actualidad de las pymes, admitió que en este momento están "con rentabilidad e incorporación de mano de obra y esperamos que se sostenga. Es importante el planteo de volcar $400.000 millones en créditos para las empresas".

Bilanski también resaltó la propuesta de migrar los "puestos de trabajo de la economía popular hacia el sector privado registrado, aunque para que eso suceda faltan 100.000 nuevas empresas que se fueron perdiendo a lo largo de los últimos ocho años".

Para el titular de la ENAC, se presenta una gran oportunidad "para la Argentina y no sólo para el Frente de Todos".

El dirigente empresarial anticipó que impulsará en el Congreso la aprobación de una ley "para la creación de un Instituto para la Economía Pyme", que definió como "una herramienta para crear las 100.000 pymes que faltan para dar trabajo en la Argentina, que a la vez permitirán avanzar en la generación de un millón de puestos de trabajo".

"Argentina tiene mucho valor agregado que tiene que aportar a sus materias primas que hoy están dispersas, con exportaciones y un mercado interno dinámico y fuerte", subrayó Bilanski.

Al respecto, opinó que " (el exministro de Economía Martín) Guzmán perdió el horizonte, su sucesora Silvina Batakis aterrizó el avión y se lo entregó a Sergio Massa para que mitigue el incendio".

"Vamos a tener una segunda mitad de año tranquilo, lo que no es poco en la Argentina turbulenta que hay", concluyó Bilanski. (Télam)