Dos proyectos de ley que apuntan a incentivar la venta de automóviles de fabricación nacional, reduciendo la carga tributaria que recae sobre los compradores, fueron presentados hoy en la Cámara de Senadores de la Nación.

La primera medida propone eximir del pago del Impuesto de Bienes Personales a los autos fabricados en la Argentina con un valor de hasta seis millones de pesos.

El otro expediente exime de impuestos internos a los automóviles de hasta el mismo valor que el proyecto ya mencionado y a las motos de hasta 650.000 pesos.

La iniciativa fue presentada por el senador nacional por el radicalismo fueguino Pablo Blanco, quien mencionó que “el ‘abc’ del sistema tributario argentino es crear impuestos de emergencia que quedan fijos para siempre”.

“El principio que persiguen estos proyectos es eliminar el gravamen de un bien importante para personas y familias como es el automóvil”, indicó el legislador que integra el interbloque de Juntos por el Cambio. (Télam)