La falta de lluvias y la incidencia de las últimas heladas de la temporada de invierno preocupa a los productores de trigo del centro y norte de Santa Fe, donde apenas el 50% de los lotes se encuentra en estado "bueno", informaron hoy voceros del sector.

El informe semanal que elaboran el Ministerio de la Producción provincial y la Bolsa de Comercio de Santa Fe indica que esta semana se registraron lluvias de entre 2 y 25 milímetros en su área de estudio, no obstante lo cual los sembrados "desmejoraron su estado debido a la disminución de agua útil en los perfiles de suelo".

En ese sentido, sólo el 50% de los trigales se encuentra en estado bueno, con algunos lotes con condiciones muy buenas a excelentes, en tanto el 35% fue calificado como regular y el 15% restante ya está en estado malo.

En los cultivos "se observó un desmejoramiento por el impacto del déficit hídrico, los efectos de la secuencia de las heladas y también la amplitud térmica diaria", añade el informe.

"Se detectó a los trigales en pleno desarrollo de su ciclo y avanzados en sus distintos estados fenológicos, algunos cursando el período crítico, por lo que aumentó lenta y gradualmente la demanda de agua útil", completa el trabajo.

Los mejores lotes se encuentran en los departamentos del centro y norte del área de estudio, que fueron favorecidos con mayor cantidad de precipitaciones, a diferencia de la zona sur.

Los lotes que se encuentran en estado regular se caracterizan por una diferenciación en el color de las hojas, con un marcado amarillamiento, en tanto las perspectivas son aún más desalentadoras en el 15% de la superficie sembrada.

En cuanto a los cultivos que están en proceso de siembra, esta semana hubo pocos avances en los lotes destinados a girasol y a maíz temprano como consecuencia de la imposibilidad de trabajar por las lluvias.

En el caso del girasol, que tiene una superficie prevista de 124.200 hectáreas, hasta el momento se han implantado 82.170, lo que representa el 66% del total.

En tanto, para el maíz temprano se prevé la siembra en 95.000 hectáreas y esta semana se llegó a las 42.750 hectáreas, es decir el 45% de lo proyectado. (Télam)