La Cámara de Ferreterías y Afines de la República Argentina (Cafara) expresó hoy su preocupación ante "la falta de productos como alambres, clavos, tornillos y chapas", insumos de fabricación nacional esenciales en la industria, la construcción y hogares.

"Si bien por la pandemia y la cuarentena la gran mayoría de los fabricantes de productos ferreteros tuvieron que alterar el ritmo de la producción por cuestiones, no puede dejarse de atender la alta demanda del sector de la construcción y refacciones", aclaró la entidad en un comunicado.

La problemática particular del sector es uno de los temas que el Gobierno nacional a través del Ministerio de Desarrollo Productivo con las empresas fabricantes de distintos insumos, para dar respuesta y regularizar el suministro de insumos básicos a las diferentes industrias.

En ese sentido, el presidente de Cafara, Sergio Angiulli, expresó: "Hemos detectado que esta problemática se ha replicado en todos los comercios del país provocando fuertes faltantes de insumos en el mercado interno argentino".

Según la entidad, la falta de stock lleva a los ferreteros y los actores del sector a tener ciertos inconvenientes a la hora de enfrentarse a las necesidades de sus comercios.

Entre ellos, mencionó las "pérdidas económicas" porque "el comerciante no puede no puede afrontar los gastos fijos del comercio al no tener ingresos por la falta de stock" de los productos.

También "paros parciales en la ejecución de obras, lo que implica que gran cantidad de trabajadores estén suspendidos".

Y, además, "el enojo de los clientes que, al igual que los ferreteros, no comprenden cómo pueden faltar insumos básicos".

En su comunicado, reclamaron "conocer las razones por las que existe esta faltante de insumos de producción nacional", además de "poner en conocimiento la situación actual de la industria".

"En algunos momentos han hecho entrega de productos racionalmente, pero es totalmente insuficiente ante una demanda que está esperando estas mercaderías para poder seguir construyendo”, completó Angiulli. (Télam)