La Real Academia Sueca de las Ciencias anunció hoy a los ganadores del Premio Nobel de Economía que obtuvieron David Card, de manera individual, y Joshua Angrist y Guido Imbens en forma compartida.

Card, de 65 años, es de nacionalidad estadounidense israelí, mientras que Angrist nació en Ohio, Estados Unidos, hace 61 años, e Imbens es un neerlandés-estadounidense, de 58. El jurado reconoció de esta forma a Card por investigaciones sobre sus "contribuciones empíricas en el campo de la economía del trabajo", especialmente sobre los efectos del salario mínimo, en tanto que Angrist e Imbens ven la recompensa a "contribuciones metodológicas en el análisis de las relaciones causales".

En los tres casos, además, la Academia valora los avances cosechados en el campo de los experimentos naturales, muy comunes en otras disciplinas como la Medicina.

"Muchos de los grandes asuntos en el campo de las ciencias sociales tienen que ver con las relaciones de causa-efecto. ¿Cómo afecta la inmigración a los salarios y los niveles de empleo? ¿Cómo una mayor educación puede afectar al sueldo futuro de una persona?", se ha preguntado el jurado en la rueda de prensa en la que se difundieron los nombres de los tres premiados.

Click to enlarge
A fallback.

La explicación de la Academia: "Estas cuestiones son difíciles de resolver porque no tenemos nada con qué comparar. Sin embargo, los laureados de este año han demostrado que es posible responder a estas preguntas usando experimentos naturales, en los que, bien por sucesos fortuitos bien por cambios en las políticas públicas], varios grupos de personas reciben un trato diferente", explican. La distinción está dotada con 10 millones de coronas suecas (casi un millón de euros).

La mitad de esa cantidad será para Card, profesor de la Universidad de Berkeley que ya recibió en 2014 el Premio Fronteras del Conocimiento de la Fundación BBVA. La restante se la repartirán entre Angrist e Imbens, quienes trabajan respectivamente en el Massachusetts Institute of Technology (MIT) y en la Universidad de Stanford. La ceremonia de entrega será el próximo 10 de diciembre en Estocolmo, según informó El País.

Dos de los tres premiados tienen pasaporte estadounidense (Angrist e Imbens), una constante desde que se empezó a entregar el galardón ya que más de la mitad de los distinguidos con el Nobel de Economía hasta la fecha son de esa nacionalidad. Como también es habitual, los tres dan clases e investigan en universidades radicadas en los Estados Unidos, analizó el diario El País de España.

Este año solo una mujer, la periodista filipina Maria Ressa, figura en la nómina de galardonados.

En el caso concreto de la disciplina económica, el premio recayó sobre dos mujeres desde su creación, hace más de cinco décadas: la estadounidense Elinor Ostrom (que se impuso en 2009) y la francesa Esther Duflo (2019).

Aunque coloquialmente se lo conoce como Nobel de Economía, no se trata de un Nobel como tal sino del Premio del Banco de Suecia en Ciencias Económicas en Memoria de Alfred Nobel.

La Economía no figuraba entre las disciplinas originales a las que se concedía anualmente el premio, dado que el propio Alfred Nobel, su creador, no la incluyó entre las cinco categorías elegidas: Física, Química, Medicina, Literatura y Paz, según el orden de entrega. Sin embargo, en 1969, casi 70 años después de la primera ceremonia de premiación, el banco central sueco —considerado el más antiguo del mundo— decidió crearlo para celebrar su 300 aniversario, concluye su informe el diario español.

AEB/KDV NA