El presidente de la Reserva Federal (FED), Jerome Powell, se comprometió hoy a devolver a los Estados Unidos la categoría de "gran economía", al tiempo que restó importancia al riesgo de que la inflación se salga de control a medida que la pandemia retrocede.

El presidente de la FED dijo frente a un panel virtual que piensa "en los millones de estadounidenses que están todavía tratando de volver al trabajo", según consignó la agencia Bloomberg.

"Solo tenemos que seguir recordándonos a nosotros mismos que, aunque algunas partes de la economía simplemente lo están haciendo muy bien, hay un grupo muy grande de personas que no lo están", dijo durante un panel en el marco de la Asamblea de Primavera del Fondo Monetario Internacional.

"Tengo muchas ganas de terminar el trabajo y volver a una gran economía", al tiempo que ejemplificó como un campamento para personas sin hogar en el centro de Washington, a aquellos que aun no tienen trabajo.

Al señalar que hay 9 ó 10 millones menos de estadounidenses trabajando ahora, en comparación con febrero de 2020, antes de que golpeara la pandemia, Powell dijo que el banco central no los dejaría atrás. "No olvidaremos a esas personas y le brindaremos a la economía el apoyo que necesita hasta que se haga ese trabajo".

Las actas de su reunión de marzo publicadas ayer dijeron que los responsables de la formulación de políticas esperan que deberá transcurrir "algún tiempo hasta que se logren avances sustanciales" en el empleo y la inflación.

Respondiendo a una pregunta sobre la inflación y lo que desencadenaría la acción de la Fed, Powell dijo que si bien se esperaba que las presiones sobre los precios aumentaran a medida que la economía se reabre, se esperaba que esto fuera temporal. En caso contrario, la Fed tomaría medidas.

"Estaríamos monitoreando las expectativas de inflación con mucho cuidado. Si los vemos moverse de manera persistente y material por encima de los niveles con los que nos sentimos cómodos, entonces reaccionaremos a eso ", puntualizó Powell.

Los funcionarios de la FED han enfatizado repetidamente que la economía de Estados Unidos continúa necesitando un apoyo de política monetaria agresiva mientras se recupera de la pandemia, incluso cuando las perspectivas mejoran en medio de las crecientes vacunas.

(Télam)