El presidente de la Reserva Federal de los Estados Unidos (FED), Jerome Powell, admitió hoy en Washington que "los aumentos de las tasas de interés podrían llevar a la economía estadounidense a la recesión", al tiempo que calificó como "muy difícil" que se pueda producir un "aterrizaje suave", según reportó la agencia Bloomberg.

En un audiencia ante legisladores en el Congreso, Powell puntualizó que "el otro riesgo, sin embargo, es que no logremos restaurar la estabilidad de precios, con lo cual permitiríamos que esta alta inflación se arraigue en la economía. No podemos fallar en esa tarea. Tenemos que volver a una inflación del 2%" anual.

El presidente de la Fed testificó ante el Comité Bancario del Senado durante el primero de los dos días de audiencias.

Powell defendió ante los legisladores que los miembros de la FED "anticipan que los aumentos de tasas en curso serán apropiados".

Powell, quien comparecerá mañana ante el Comité de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes, sostuvo que "la inflación obviamente ha sorprendido al alza durante el año pasado, y podrían haber más sorpresas guardadas. Por lo tanto, tendremos que ser ágiles para responder a los datos entrantes y la perspectiva en evolución".

El funcionario no hizo referencia directa al tamaño de las futuras alzas durante la audiencia del miércoles.

"La economía estadounidense es muy fuerte y está bien posicionada para manejar una política monetaria más estricta", dijo Powell, para luego agregar que "la FED no está tratando de provocar y no cree que necesitemos provocar una recesión".

Powell señaló que no veía la probabilidad de una recesión como particularmente elevada en este momento, pero admitió que era "ciertamente una posibilidad", y señaló que "los eventos recientes han hecho que sea más difícil para la FED reducir la inflación mientras se mantiene un fuerte mercado laboral".

Más adelante, el responsable del organismo monetario explicó que "un aterrizaje suave es nuestro objetivo. Va a ser un gran desafío. Los eventos de los últimos meses lo han hecho significativamente más desafiante, pensando en la guerra y los precios de las materias primas y otros problemas con las cadenas de suministro".

Powell defendió la política de ajuste en las tasas de interés como el mecanismo más idóneo para bajar la inflación. "Las condiciones financieras se han endurecido y una serie de aumentos de tasas es apropiado. Necesitamos seguir adelante". (Télam)