El atraso en las cotizaciones financieras, la creación del dólar Qatar, el freno al alza de las tasas de interés y pérdidas de reservas del Banco Central (BCRA), sumado a la emisión y la alta inflación hicieron disparar al dólar blue.

Los especialistas e inversores del mercado señalaron que esos fueron los motivos por el cual terminó la calma cambiaria y el dólar blue alcance esta semana su mayor valor en los últimos cuatro meses.

Hoy cerró a $ 312 en la punta vendedora a solo dos pesos del récord de julio pasado de $ 314. Los dólares alternativos empezaron a subir la semana pasada, tras una ficticia calma que se había extendido por casi tres meses y el blue volvió a valores superiores a los $300 tras mantenerse por debajo de ese nivel en los últimos 90 días y aumenta casi 20 pesos en las dos últimas semanas.

Según especialistas del mercado el dólar Contado con Liquidación (CCL) que permite sacar divisas del país con la compra venta de bonos o acciones, subió 5,6% en lo que va del mes y ya corre a mayor velocidad que el tipo de cambio oficial, que avanzó 3,5% en noviembre.

El final de la tranquilidad cambiaria llega​ después de tres meses en los que los inversores apostaron fuerte al carry trade, ya que con los dólares alternativos quietos optaron por pasarse a pesos para aprovechar las tasas altas, con rendimientos superiores al 75% anual.

El resultado del canje de deuda del gobierno, donde solo se consiguió renovar el 60% de los vencimientos, pese a que gran parte de los títulos estaban en manos de entidades públicas, liberó un fuerte caudal de pesos de inversores a los que ya no les interesan los rendimientos de los títulos y que ahora presionan sobre el dólar.

Para especialistas en inversiones con la inflación acumulando un alza del 22% entre agosto y octubre, y el dólar oficial corriendo prácticamente a la par en el último tramo del año, era insostenible que los dólares alternativos siguieran quietos. La renovada tendencia a dolarizarse también se ve en los bonos en dólares, que muestran mejoras de más del 20% en lo que va del mes en sus cotizaciones.

El BCRA entre octubre y lo que va de noviembre ya vendió más de US$ 1.400 millones, también contribuyó a activar las alarmas, y a dar señales de que el carry trade estaba llegando a su fin; La inflación del 6,3% de octubre y el freno al alza de la tasa de interés actuó como un incentivo más para volver a la dolarización de carteras.

El BCRA está vendiendo más rápido de lo que se creía las reservas acumuladas durante el dólar soja y la sequía amenaza con transformarse en un shock y podría forzar a una devaluación.

Según los operadores del mercado la fiebre mundialista también aporta a la suba del dólar blue y opinan que los viajeros argentinos no quieren saber nada con el dólar Qatar y prefieren volcarse a la venta paralela, les resulta más barato adquirir sus divisas en el mercado negro, que afrontar los recargos impositivos con el denominado dólar Qatar que supera los $340. La creación del dólar Qatar "le está poniendo un mínimo" al dólar paralelo, lo que hace que el blue aumente, casi de manera automática, argumentaron los analistas. LMD/AMR NA