El empleo asalariado registrado en la industria volvió a superar en noviembre la cantidad de trabajadores que había registrado en el mes anterior y, por primera vez desde 2015, registró una leve variación interanual positiva, según el último informe del Centro de Estudios de la Unión Industrial Argentina (CEU-UIA).

El empleo en el sector industrial tuvo una suba de 0,3% en forma mensual (+2.968 puestos), mientras que la expansión interanual fue también de 0,3% (+3.386 puestos), en base a datos del Sistema Previsional Integrado Argentino (SIPA) tomados por la UIA.

"Esta es la primera variación interanual positiva en los últimos casi 5 años", afirmó el informe que explicó que la suba se debe "en parte por la baja base de comparación así como también por la recuperación de la actividad industrial en los últimos meses".

A su vez, la recuperación se produjo por "el elevado porcentaje de trabajadores aún dispensados del deber de asistir al lugar de trabajo y prestar tareas, que incrementa la demanda temporal de empleo en industrias de mayor nivel de actividad".

La recuperación del empleo aún mantiene comportamientos heterogéneos entre sectores ya que -sostuvo la UIA- se "está partiendo de niveles muy bajos tras la crisis provocada por la pandemia y la recesión de los dos años previos".

"Mientras que hay empresas con mayor demanda de empleo que comienzan a mostrar subas en las contrataciones, otras aún enfrentan dificultades", señaló el documento.

En total, el empleo asalariado privado registrado en la Argentina se incrementó un 0,05% en noviembre (+.2.831 puestos) y muestra una evolución estable desde agosto además de ser el tercer mes consecutivo que supera los niveles prepandemia.

La particularidad de noviembre fue que, también, disminuyó la cantidad de sectores que mostraron una evolución negativa.

En ese sentido, Construcción (+1,3%), Pesca (+0,5%), Industria (+0,3%) y Actividades inmobiliarias, empresariales y de alquiler (+0,2%) fueron los sectores que empujaron la contratación de nuevos empleos, mientras que Hoteles y Restaurantes (-2,1%), Minas y canteras (-0,4%) y Servicios comunitarios, sociales y personales (-0,2%) presentaron mayores retrocesos.

"Cabe aclarar que los datos presentados corresponden al empleo formal. Podrían registrarse caídas más pronunciadas, en especial en sectores con alto nivel de informalidad", explicó el informe.

En el caso del empleo registrado total, volvió a contraerse en noviembre (-13.844 puestos) mayormente por la menor cantidad de inscriptos en el régimen de monotributo (-33,3 mil).

En total, señaló el informe, "la pérdida de empleo registrado desde el inicio de la pandemia alcanza los 178 mil puestos (-1,5%), de los cuales 184 mil (-3,1%) corresponden a asalariados del sector privado".

Visto en forma interanual, pese al incremento del empleo en la Industria, hubo una caída en la medida interanual de carácter generalizado en los diferentes sectores liderada por la Construcción, que mostró un derrumbe del -18,4% i.a. (-76,7 mil puestos), seguido de Hoteles y restaurantes (-49,5 mil puestos, caída del 18,8%) y Educación (- 37,2 mil puestos, caída del 3,3%).

"La caída interanual en el número de trabajadores registrados fue explicada mayormente por la de los asalariados privados, quienes registraron una contracción de -216 mil puestos de trabajo (-3,7% i.a.)", aseguró la UIA.

Casi todas las provincias registraron en noviembre caídas interanuales en el empleo asalariado privado registrado, con la única excepción de Tierra del Fuego (+8,9%) y si bien algunas provincias moderaron su caída, otras mantuvieron una evolución muy negativa, con el caso de Neuquén (-9,7%). (Télam)